Todo el mundo tiene algo que ofrecer, no importa lo que otros digan de nosotros… Una exprofesora de español contó cómo usó un billete de 20 dólares para enseñar a sus estudiantes de secundaria una lección inspiradora sobre el valor de una persona.

El primer día de clases, la profesora de español Lauren sacó un billete de 20 dólares de su escritorio. Lo sostuvo en el aire, preguntando: “¿A quién le gustaría tener este billete de 20 dólares?”.

Como esperaba, cada estudiante levantó la mano. Algunos incluso gritaban y sacudían sus manos.

Fuente:  Illustration – Getty Images | PeopleImages.

Procedió a aplastar el billete de 20 dólares hasta formar en una pelota y la tiró al suelo. “Esto es una tontería, bueno para nada, ¡billetes de 20 dólares sin valor!”, dijo mientras lo pisoteaba varias veces.

Lo extendió y volvió a preguntar: “¿Alguien quiere este billete de 20 dólares?”. Una vez más, todos los estudiantes levantaron la mano.

Cuando les preguntó a los estudiantes por qué todavía querían el billete que ahora estaba arrugado y sucio, unos pocos respondieron que no importaba cuán sucio o arrugado estuviera, todavía era un billete de 20 dólares.

Fuente:  Illustration – Getty Images | Chris Ryan.

Lauren continuó enseñando a sus estudiantes la lección de su vida.

“Tienes toda la razón. Se hace un billete de 20 dólares con un valor determinado. Siempre vale 20 dólares, sin importar cuántas veces se pisa, se arruga o se tira al suelo”, explicó. “No importa lo que digan o hagan, siempre vale 20 dólares porque se hizo con ese valor”.

“Y lo mismo ocurre con ustedes”, añadió.

Fuente:  Illustration – Getty Images | JOHAN ORDONEZ / Contributor

El aula se quedó en silencio mientras los estudiantes escuchaban atentamente las palabras de sabiduría de Lauren.

Les dijo a los estudiantes que muchas veces en nuestras vidas, pueden haber escuchado a sus padres, maestros o amigos decir cosas que los hicieron sentir sin valor.

“Hay todo un mundo que hará y dirá todo lo que pueda para hacerte sentir como si no estuvieras a la altura”, dijo.

Pero, quería que supieran que no importa que se sientan como si no valieran nada, son increíblemente valiosos. No se trata de lo que una persona puede lograr, sino que es así porque una persona está “hecha con valor”.

Fuente:  Illustration – Getty Images | Klaus Vedfelt.

Quería que sus estudiantes supieran que “tienen valor,” y “son valientes y buenos,” y que tienen algo que ofrecer a este mundo cada vez que entran al salón de clases todos los días.

“Su corazón importa, sus pensamientos importan, su historia importa, y USTEDES importan, y todo lo que hagamos en esta clase será con eso en mente”, enfatizó.

¡Cuán cierto es esto! Todo el mundo tiene algo que ofrecer a este mundo, así que no te rindas, se fuerte y cree en ti mismo. Gracias a Lauren, sus estudiantes han aprendido una valiosa lección que vale la pena compartir con todos.

Fuente:  sobremesastories.

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más