El corto “Lou” habla sobre el acoso escolar desde una perspectiva que evidencia sus raíces, pero también sus consecuencias.

En el cortometraje se narra la historia de un “monstruo” de objetos perdidos que observa los abusos que comete un niño contra sus compañeros.

Al ver la penosa situación, el monstruo decide enseñarle al pequeño acosador una lección que le permita dejar de lado el maltrato que le ocasiona a los demás niños.

La historia tiene un desenlace estupendo, además, aunque no habla de ello explícitamente, permite reflexionar sobre un método educativo que manejan los padres y los abuelos que es bastante erróneo.

Cuando al niño se le enseña a compartir sus juguetes en el momento en el que se los está usando le están sugiriendo, subrepticiamente, que ellos mismos también pueden interrumpir el tiempo de juego de sus compañeros cuando deseen hacerlo.

La trampa de esta supuesta “enseñanza de generosidad” en los pequeños es que se les está diciendo que no es necesario respetar los espacios y los juguetes que los demás niños disfrutan. Lo que se les debe enseñar a los pequeños es a disfrutar de sus posesiones y respetar las posesiones de los demás.

Esperamos que disfrutes el vídeo que tenemos para ti y que reflexiones sobre la manera más inteligente de educar a tus hijos.

videoPlayerId=b78930038

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más