El pequeño Xander nació en Iowa, Estados Unidos. Fue diagnosticado con seis defectos congénitos, el pronóstico médico era realmente malo, así fue que pasó su primer año de vida en el hospital.

Para sus padres, rendirse nunca fue una opción y contra todo pronóstico lo apoyaron incondicionalmente en las nueve operaciones a las que fue sometido en cuatro años y un camino largo aún por recorrer.

Este “guerrero de la vida” es un ejemplo de tenacidad y de amor por la vida, a pesar de las dificultades que enfrenta a diario, no dejará de iluminarte con su rostro lleno de luz.

Conoce más de su historia en el video y compártelo con tus familiares.

videoPlayerId=90786e7da

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds