La graduación es un momento emocionante en la vida de un adolescente. Por casi toda su vida han estado en la escuela esforzándose para llegar a este gran día, y finalmente todo ese tiempo y trabajo duro está a punto de dar sus frutos.

La familia y los amigos se reúnen para celebrar y felicitar al graduado mientras esperan su brillante futuro por delante. ¡Es un gran día para todos!

Cuando Kayla Hicks se estaba preparando para graduarse de la Preparatoria Charter de la Academia de Camden en Camden, Nueva Jersey, estaba muy emocionada por el gran día, pero también estaba triste porque una persona muy importante no asistiría a la ceremonia.

El hermano de Kayla, Zachary Hicks, es especialista en el Ejército de los Estados Unidos y estaba situado en Alemania. Sabía que sería demasiado difícil para él conseguir tiempo libre y volar de regreso a casa para verla, así que había aceptado que él tendría que perderse su gran día.

Los graduados se pusieron en fila, las chicas vestidas de blanco y los chicos de negro, y se prepararon para cruzar el escenario y recibir sus diplomas. Pero cuando Kayla comenzó a caminar, levantó la vista y vio algo que la hizo colapsar instantáneamente en lágrimas.

Esperándola en el escenario con su diploma en la mano ¡estaba Zachary! Había volado desde Alemania para sorprender a su hermana pequeña el día de su graduación.

Mientras Kayla se derrumbaba en los brazos de su hermano, lágrimas de alegría corrían por su cara, ¡el público ovacionó ese emotivo momento! Es algo muy especial que estos hermanos, y todos los demás que asistieron ese día, ¡no olvidarán pronto!

videoPlayerId=4214f4ba5

Ad will display in 09 seconds

¿Te gustó ver a Zachary sorprender a su hermana tanto como a nosotros? ¡Si fue así, comparte esto!

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más