Si algo es seguro, es que los gatos y los perros son como el agua y el aceite. Sus características y personalidades los han hecho rivales desde hace mucho tiempo en la historia.

Por un lado, los felinos son independientes, no obedecen órdenes, hacen lo que quieren y son algo fríos y distantes. Por otra parte, los perros son muy apegados a nosotros, nos siguen a sol y sombra, obedecen nuestros deseos, son dependientes de nuestros movimientos y siempre buscan satisfacernos.

Sin embargo, a veces la regla de la naturaleza no se cumple y podemos encontrarnos con casos de gatos que tienen actitudes de perros, o viceversa.

Ese es el caso de Stinkie, una tierna gatita que fue adoptada de un refugio y que ahora actúa como si fuera un verdadero perro. Su forma de actuar, jugar, comer y hasta caminar (con correa) por la calle hizo que muchos usuarios en las redes se sorprendan.

Stinkie llegó a su familia con tan solo 3 meses y aunque tuvo una hermana (felina) mayor que la ayudó a crecer, tiene una forma de ser muy independiente, como si de un perro se tratara.

Wonderful day to go to the park #rollerblading 🤸🏻‍♀️

A post shared by #Stinkie (@stinkanyc) on

La familia le realizó un perfil de Instagram donde ya cuenta con más de 700 seguidores y no dejan de publicar las aventuras de la pequeña.

Su actual comportamiento puede deberse a que la familia quería que pasara la mayor cantidad de tiempo posible con ellos, por lo que poco a poco comenzaron a incluirla en los paseos, visitas a amigos y salidas familiares, lo que hizo que esta minina comience a adquirir hábitos que se asocian a los perros.

Sin dudas, Stinkie es una gata increíble, solo mira en el siguiente video su nueva y peculiar vida. ¿Acaso no es maravillosa?

videoPlayerId=c4e5d0b5b

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Animales


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más