Cuando era pequeño, no regresaba a casa después de la escuela como los otros niños. Completaba sus tareas en la calle y acompañaba fielmente a su madre en una manifestación silenciosa durante incontables horas, días e incluso noches.

Este joven es Ben Chen, y su experiencia al crecer en una concurrida calle de Londres es parte del arduo viaje que ha emprendido. Sin darse cuenta, un día se había convertido en un bailarín de clase mundial con Shen Yun Performing Arts, una compañía de música y danza clásica china con sede en Nueva York.

©Epoch Times.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una antigua práctica de cultivación de mente y cuerpo basada en los principios de Verdad, Benevolencia, Tolerancia.

Con un estimado de 70 a 100 millones de seguidores en China, el Partido Comunista Chino (PCCh) percibió la presencia de Falun Gong como una amenaza para su gobierno autoritario, y lanzó una persecución brutal para erradicar la práctica el 20 de julio de 1999.

©Minghui.

Según el Centro de Información de Falun Dafa, millones de seguidores de Falun Gong han sido arrestados y detenidos desde entonces.

“Durante los últimos 18 años, numerosos practicantes de Falun Gong han perdido sus hogares, trabajos e incluso sus vidas”, dice Erping Zhang, portavoz de Falun Gong, según The Epoch Times. “Peor aún, está el horrible crimen de la sustracción de órganos contra los presos de conciencia”.

©Epoch Times |Benjamin Chasteen.

Para informar al público sobre la persecución y para disipar la propaganda calumniosa de los aparatos mediáticos globales del PCCh, los practicantes de Falun Gong en todo el mundo lo han hecho todo.

Llevan a cabo desfiles, veladas a la luz de las velas, distribuyen volantes en las calles y han creado sitios web y periódicos para este propósito.

©Epoch Times |Benjamin Chasteen.

“La clave para nosotros era hacer correr la voz, decir al pueblo chino y a la comunidad internacional por igual lo que estaba ocurriendo, en un momento en que el mundo entero estaba alimentado con mentiras acerca de nosotros por la abrumadora maquinaria propagandística del Partido Comunista Chino”, escribió Ben Chen, en un blog publicado en el sitio web oficial de Shen Yun.

©Captura de YouTube |Legends Unfolding – 傳奇時代.

Cuando Chen representaba el papel de un practicante de Falun Gong perseguido, sentía “la alegría de bailar para los demás”.

Se dio cuenta de que su historia es también “en cierto modo, la mía…”.

©Shen Yun.

Antes de que Chen se uniera a Shen Yun, para contar al mundo la verdad, tanto él como su madre asistían regularmente a una manifestación pacífica el 24 de julio, o apelación, que se llevaba a cabo en la acera frente a la Embajada de China en Portland Place, Londres.

La manifestación comenzó el 5 de junio de 2002, cuando Chen era solo un niño de 11 años. Durante varios meses, se sentó en esa acera con su madre, Gao Yudong, y muchos otros, meditando, y pasaron muchas noches durmiendo en una carpa al borde de la calle.

©Shen Yun.

En los días laborables, se despertaba a las 7 de la mañana y se cepillaba los dientes en el McDonald’s cercano. Después de ponerse el uniforme escolar, tomaba el metro de Londres durante media hora, y luego viajaba otros 20 minutos en autobús para llegar a la escuela.

Por la tarde, estaba de vuelta en Portland Place, haciendo su tarea en el camino.

©Shen Yun.

Una vez, le preguntó a su madre: “Mamá, ¿cuánto tiempo tenemos que estar aquí?”.

“Hasta que termine la persecución”, contestó Gao.

©Shen Yun.

A menudo, mucha gente, incluyendo el abuelo de Chen, se preguntaba: “¿Sus esfuerzos darán resultado?”.

“Uno debe ser recompensado por sus esfuerzos. Pero trabajan tan duro sin que te paguen”, escribió el abuelo de Chen en un correo electrónico a sus padres.

©Shen Yun.

En respuesta al correo electrónico de su abuelo, Chen escribió: “Siempre creo que las dificultades pueden templar el carácter de uno, enriquecer sus experiencias y mejorar su moralidad. Esto es similar a los principios de la cultivación. Por supuesto que no estamos buscando sufrimiento. Pero en medio de las dificultades de la vida cuando otras personas me maltratan, aunque me persigan, no puedo rendirme. Tengo que seguir mi camino con determinación”.

“Mis padres estaban ocupados, porque la persecución ha estado ocurriendo y aún continúa. Mucha gente no lo sabe. La vida humana es tan preciosa. Es por eso que mamá y papá pueden trabajar día y noche”, continuó.

©Shen Yun.

“Dijiste que el esfuerzo debe ser recompensado. Esto es ciertamente cierto. Han pasado tantos años. No importaba cuál era la situación de nuestra familia, o la forma en que mis padres me criaron, es posible que no veamos la recompensa en el momento. En su lugar, se verán muchos años después. Los esfuerzos de papá y mamá no fueron en vano”.

“Confucio enseñó justicia y destino”, concluyó. “Independientemente del resultado, todos hemos tenido éxito, porque en términos de moralidad y conciencia, siempre estaremos en una posición invencible”.

©Epoch Times |Dai Bing.

Años después, Chen ya no se veía en la acera. En 2008, voló miles de millas a Nueva York para estudiar en la Academia de las Artes Fei Tian, donde dominó el porte, la forma y la habilidad técnica de la danza clásica china.

Desde 2011, ha sido bailarín en las giras mundiales de Shen Yun Performing Arts y se ha embarcado en un viaje para compartir la verdadera esencia de la cultura china en el escenario para contarle al mundo lo que está sucediendo con los practicantes de Falun Gong en China.

©Minghui.

Mientras Chen estaba en el extranjero, su madre continuó con sus esfuerzos en frente de la embajada, 24 horas al día, 7 días a la semana.

A pesar de haber sido maldecida por transeúntes que no eran conscientes de la persecución, ha insistido sentada allí tranquilamente, día tras día, año tras año.

©Shen Yun.

Cada año en mayo, Chen regresa a Londres para visitar a sus padres. Cuando regresa, hace un viaje a Portland Place.

“Cuando me siento allí y me siento a meditar y hacer los ejercicios, solo, me siento realmente muy tranquilo. Me recuerda todo lo que estamos haciendo y por qué lo hacemos”, dijo Chen en el documental “Luz de las velas al otro lado de la calle“.

©Shen Yun.

Ese día, cuando Chen estaba interpretando la escena final, “El  renacimiento divino comienza”, sintió como si estuviera fuera de la Embajada China una vez más.

“Así que, ¿puedes imaginar su entusiasmo, mientras el telón se levanta por última vez, revelando una escena y una historia de la China actual? ¿Te imaginas sus alegrías y tristezas, la nostalgia adolescente y una década de perseverancia en el viento y la lluvia que lo vuelven a inundar en un momento sobre el escenario?”, escribió Chen.

©Shen Yun.

“Pero en el escenario, el sonido de los autobuses desapareció. Se convirtió en la música del foso de la orquesta”, dijo.

“Y no solo pasaban unos pocos peatones caminando. Era una sala repleta, llena del público listo para escuchar lo que tenemos que decir a través de nuestra actuación”.

©Captura de YouTube |Legends Unfolding – 傳奇時代.

De repente, Chen sintió que ya no bailaba para sí mismo. Estaba bailando para los millones de practicantes “todavía sufriendo torturas, detenciones y opresión en China”, para su madre sentada en la acera frente a la Embajada de China, y para las numerosas “abuelas y abuelos con sus volantes” que han estado exponiendo la persecución en las calles con esmero. Además, baila para “los millones aún más grandes del mundo que comparten la creencia de que la bondad prevalecerá”.

Mira el video:

videoPlayerId=d178dd4e5

Ad will display in 09 seconds
Share


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Exercícios incríveis que podem ser feitos em casa para você que não está na academia de musculação

DESTACADAS Ver más