Un banco de Wichita está intentando recuperar el dinero que perdió cuando una mujer realizó más de 50 retiradas de efectivo de un cajero automático tras darse cuenta de que, por error, entregaba billetes de 100 dólares en lugar de 5.

Christina Ochoa, la acusada, enfrenta una demanda del Central National Bank por la que debe abonar un total de 11.600 dólares más intereses, recoge Associated Press. El banco alegó que Ochoa se dio cuenta rápidamente de que el cajero automático no funcionaba bien e hizo los retiros para maximizar lo que recibía: al final, en lugar de 1.485 dólares se llevó 14.120. Con ellos pagó en el mismo día la entrada para un par de coches.

Las acusadas querían los billetes de 5 para hacer una “tarta de dinero”

Las acusaciones no sólo le señalan a ella. También incluyen a su madre, Christy Ochoa, que condujo a su hija al cajero. “La primera vez que el cajero automático dio más dinero de lo debido Christina y Christy tenían el deber de devolver los fondos excedentes al banco”, se lee en la demanda. “No solo no lo hicieron, sino que sacaron provecho de la situación haciendo más de cincuenta retiros, la mayoría con minutos de diferencia entre uno y otro”.

Sin embargo, madre e hija lo niegan. Christy Ochoa alega que su hija hizo tantas transacciones porque quería billetes de cinco dólares para decorar una “tarta de dinero” como regalo para un conocido que acababa de tener un bebé.

Embargo de la cuenta y de dos coches

Tras el error. El banco ha retenido los fondos de la cuenta de Christina Ochoa. Además, ha congelado otros 680 dólares depositados más tarde. Asimismo, pretende embargar dos coches que los Ochoa compraron con el dinero del cajero. Desde la entidad alegan que abonaron la entrada para los vehículos –3.000 dólares- se abonó en efectivo y en billetes de 100. Según Ochoa, el dinero venía de fondos propios, ajenos al episodio con el cajero.

Share
Categorías: Noticias

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más