Un estudio publicado en la revista Child Development Magazine evaluó a 170 familias con al menos un niño de tres años. Esta es la etapa crucial en la cual los niños desarrollan habilidades emocionales, lingüísticas, sociales y de comportamiento.

Los investigadores pidieron a los padres que tomaran nota del número de veces que habían sido interrumpidos por mensajes o llamadas de su dispositivo móvil mientras estaban con sus hijos.

El 11% dijo que nunca sucedió, el 17% dijo que ocurrió solo una vez al día, el 24% que ocurrió dos veces al día, y el 48% reveló que el tiempo con sus hijos fue interrumpido tres o más veces al día.

Entre las conclusiones más reveladoras se encuentra el hecho de que los investigadores encontraron que mientras más distracciones se producen, más problemas de comportamiento se observan entre los niños, como las rabietas, reacciones agresivas y molestias.

Además, otros estudios realizados por AVG Technologies concluyeron que el 42% de los niños (4 de cada 10) piensan que sus padres pasan más tiempo con sus teléfonos celulares que con ellos. Lo peor de todo es que los niños terminan normalizando estos comportamientos y reflejándolos hasta el punto de volverse adictos a sus teléfonos celulares, al igual que sus padres.

¿Y tú? ¿Prestas suficiente atención a tus hijos o te preocupan más las notificaciones de tu teléfono celular?

Share
Categorías: Vida


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds