Hay un árbol de imponente altura y belleza, cuyos frutos son aromáticos y dulces, muy parecidos a las manzanas.

Sin embargo, esta especie está registrada en el Libro Guinness de los récords como el árbol más peligroso del mundo.

Su nombre científico es hippomane mancinella, pero es popularmente conocido como Manzanilla de la muerte.

También es conocido como Manzanilla de la arena y Manzanilla de playa.

Es nativo de Mesoamérica y las islas del Mar Caribe, y también crece en las costas desde Florida, EE.UU., hasta Colombia.

En algunos lugares está marcado con cruces rojas o placas de alerta.

¿Por qué es tan peligroso?

Porque con solo rozarlo al pasar, tu piel puede quedar horriblemente escaldada.

Su savia puede causar una erupción cutánea extrema.

Además, el humo de estos árboles, al ser quemados, puede cegar temporalmente y causarte serios problemas respiratorios.

Pero a pesar de que los efectos son desagradables, el contacto de la piel con este árbol tropical no es fatal.

Sin embargo, su pequeña fruta redonda, sí puede ser letal.

Si pruebas esta fruta, te encantará su sabor.

Al principio es dulce y suculento, después percibirás un extraño sabor picante que muy pronto se convertirá en una sensación de ardor y desgarro, y una opresión en la garganta, según le relata una turista a la BBC.

Al ingerirla, puede causar vómitos y diarrea tan severos que deshidratan el cuerpo con consecuencias fatales.

Según cuentan las crónicas, los nativos de los mares del caribe usaban flechas embadurnadas con la sabia o untadas con el fruto para envenenarlas.

El autor de uno de los más importantes libros de consulta sobre la piratería en el siglo XVII: “Los bucaneros de América” (1678), John Esquemeling, escribió sobre su experiencia con este árbol cuando estuvo en Haití:

“Un día, cuando estaba extremadamente atormentado por los mosquitos y jejenes, y aún ignorante sobre la naturaleza de este árbol, corté una rama para que me sirviera de abanico, pero se me hinchó y se me llenó de ampollas toda la cara, como si me hubiera quemado, a tal grado que estuve ciego por tres días”.

Se dice los frutos de esta árbol están repletos de veneno y que una sola manzanita puede matar a 20 personas.

La naturaleza del veneno es tan maligna que una sola gota de lluvia o rocío que caiga del árbol en tu piel inmediatamente causará una ampolla.

Solo se utiliza el manzanillo de la playa para hacer muebles.

Sin embargo, quienes manipulan la madera recién cortada deben ser muy cuidadosos.

En conclusión,  la hippomane mancinella o manzanilla de la muerte es el árbol más mortífero sobre la faz de la Tierra.

Share
Categorías: Asombroso Naturaleza


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds