Las parejas que tienen la bendición de vivir juntos toda una vida, encuentran que la vida se vuelve más que difícil de seguir viviendo cuando tiene que dejar este mundo. El cónyuge sobreviviente lucha con el dolor, la pérdida de una pareja y la ausencia de la vida como ellos la han conocido por años.

La casa que compartían ahora se siente vacía. La mesa ahora sólo necesita arreglarse para una persona.

Fuente: Flickr/The Jimkuroy.

No hay más bromas juguetonas sobre qué programa de televisión ver y nadie con quién compartir un postre. No hay nadie a quien les tome de la mano cuando llega la enfermedad.

Han pasado más de 60 años juntos en una época en la que los matrimonios se deshacen fácilmente. Pero ahora, uno de los cónyuges está solo y se enfrenta a la vida sin amor.

Fuente: Facebook/April Yurcevic Shepperd.

Cuando falleció Jerry, la preciosa esposa de Bobby Moore, el estaba completamente perdido. Los dos se conocieron y se casaron jóvenes, luego dirigieron juntos un exitoso salón de billar.

Dieron la bienvenida a cinco niños en el mundo y fueron bendecidos con 12 nietos. También eran bisabuelos de 21 niños.

Antes de su funeral, Bobby entró en la habitación decidido a ver a su esposa antes de que el resto de la familia y los visitantes llegaran. Se inclinó y le dio un beso en los labios, y luego dijo estas palabras.

“Se que no puedes oírme, pero te amo”.

Fuente: Facebook/Love What Matters.

No soportaba decir adiós. Así que levantó una silla y se sentó junto a ella.

Bobby permaneció allí al lado de su esposa durante casi una hora, frotándole los brazos y dándole palmaditas en las manos. Parecía como si la estuviera consolando, pero en realidad se estaba consolando a sí mismo.

Cuando la familia finalmente llegó, le preguntó a todos si ella se veía bien. Todos estuvieron de acuerdo. Y lloró.

Durante 5 horas más, Bobby se quedó al lado de su esposa. No la abandonaría hasta que físicamente no pudiera permanecer allí más tiempo.

Fuente: Flickr/Deb.

April Yurcevic Shepperd describió el momento como hermoso pero desgarrador. La esposa de Bobby, Jerry, todavía estaba allí con él, al alcance de la mano, pero mañana sería otra historia.

“Mañana, después de que ella esté enterrada, y él regrese a su casa, ¿qué pasará entonces? Sus cosas todavía estarán allí, el olor de su piel, las listas de la compra garabateadas, su silla favorita, las sobras en la nevera, su cama. Su cama. ¿Cómo se duerme solo después de 59 años de acostado junto a tu mejor amigo? No puedo imaginarme que no pueda dormir nunca más. Hoy he sido testigo de una historia de amor. Y volveré a presenciarlo mañana cuando la historia termine, y el escenario esté vacío, y las luces se oscurezcan”.

Bobby y Jerry eran únicos en su especie y su amor seguirá siendo fuerte a pesar de su ausencia física. Qué triste historia y, sin embargo, hermoso tributo al amor verdadero. Nuestras condolencias a Bobby y su familia.

Share
Categorías: Historias Uncategorized


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Essa cacatua gosta de jogar futebol, veja como ela chuta a “bola”!

DESTACADAS Ver más