La ciudad de Petra es una de las nuevas siete maravillas modernas y se encuentra en Jordania, un país de Medio Oriente. Es un importante emplazamiento arqueológico que está totalmente esculpido sobre la arenisca, tal como te mostramos en el video de la parte de arriba.

Las ruinas que lograron sobrevivir al paso del tiempo son de una belleza increíble.

Aunque nunca hayas visitado este lugar, es probable que conozcas uno de sus emblemáticos monumentos por las imágenes de la película “Indiana Jones”. Es allí donde se grabaron las escenas de “Indiana Jones y la Última Cruzada”, además de algunas tomas de “Transformers 2”.

La tumba del rey Al Khazneh o la Tesorería

Petra está situada entre las montañas que forman el flanco este de Wadi Araba, el gran valle que se extiende desde el mar Muerto hasta el Golfo de Aqaba, cerca del Monte Hor y del Desierto de Zin. Los primeros habitantes de la ciudad llegaron aproximadamente en el año 1200 a. C. y durante mucho tiempo fue una ruta comercial muy importante entre la Península Arábiga y Damasco, en Siria.

En el año 312 a. C., los nabateos colonizaron la región y dejaron su marca en la arquitectura esculpida en roca, en la cual se pueden apreciar sus influencias greco-romanas y orientales. Los nabateos fueron los que le dieron el nombre de Petra (significa piedra) a este enclave y los que la nombraron su capital. Cerca del año 63 a. C., el general Pompeyo incorporó Petra al Imperio Romano. Petra pasó de los romanos a los bizantinos en el año 395, cuando Constantino fundó el imperio con capital en Constantinopla, hoy la ciudad de Estambul.

Monasterio, el Ad-Deir

Petra prosperó hasta que un terremoto destruyó casi la mitad de la ciudad. Muchos de los edificios se derribaron y se reutilizaron para construir otros nuevos. Pero, en el año 551, un segundo terremoto, mucho más fuerte que el anterior, destruyó la ciudad casi por completo. En aquella ocasión, Petra ya no pudo recuperarse de la catástrofe.

El explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt descubrió las ruinas en 1812 y el lugar se convirtió en un punto de atracción tanto para visitantes como para arqueólogos. En 1985, la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad a Petra. Como estas ruinas ocupan un área muy extensa, se necesitan al menos dos días para conocerlas. Además, hay que estar en buen estado físico para enfrentar las caminatas entre rocas, desfiladeros y paredones que atraviesan caminos estrechos.

La tumba del rey Al Khazneh o la tesorería

A Petra también la llaman ‘la ciudad rosa del desierto’ esto es porque está construido con piedras y arenas de color rosado-rojizo. Para llegar hasta la ciudad, hay que atravesar estrechas gargantas, y el desfiladero de Siq. La entrada forma parte de su embrujo, después de casi una hora de recorrido, se llega hasta Petra, y quien ha tenido la suerte de verla no olvida la impresión que de ver semejante maravilla. La mejor época para visitar Petra (y Jordania) es en otoño a partir de septiembre y en primavera, es cuando las temperaturas son algo más suaves. En verano las temperaturas habituales son más de 35 grados.

Entre los lugares más visitados de Petra se encuentran:

La tumba del rey Al Khazneh o la tesorería: Es uno de los rincones más bellos que hay en la Ciudad de Petra. Se halla en una de las paredes del desfiladero. Su inmensa fachada de tono rosado está excavada en la roca. Es una tumba real que data del siglo I a.C. Te quedarás obnubilado observando su grandiosa belleza. Excavada en la roca, quizás el monumento de Petra más fotografiado del mundo.
Los nabateos tenían la costumbre de honrar a sus reyes con monumentos funerarios o mausoleos (tal como hacían los egipcios con las pirámides). El nombre de la ‘tesorería tiene su origen en una leyenda, que contaba que los bandidos escondían tesoros del faraón en su interior. Fue construido posiblemente a comienzo del siglo I a.C por el rey nabateo Aretas IV.

El Monasterio, el Ad-Deir: El monasterio es uno de los monumentos más grande de Petra. Posee 800 escalones hasta llegar a su entrada. Fachada de 50 metros de altura por 45 de ancho. La puerta tiene 8 metros de altura y la cámara interior es enorme, iluminada tan solo por la luz que entraba por la gran puerta.
Su diseño nos recordará al de la ‘Tesorería’ aunque este es más grande. La fachada es plana con columnas adosadas y dos medios frontones. En el piso principal posiblemente se hizo tan grande para acoger a multitudes que acudían a las ceremonias religiosas.

Monasterio, el Ad-Deir

Pero en Petra hay muchos más lugares hermosos por visitar, que quizá algún te animes a conocer. Seguramente será una experiencia maravillosa, que te llenará de regocijo.

videoPlayerId=2fedd65ad

Ad will display in 10 seconds

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más