videoPlayerId=d0933c299

Ad will display in 09 seconds

Para muchos, el columpiarse es simple diversión, una actividad que simula volar, pero sin el miedo que a menudo viene con las grandes alturas. Sin importar cuán alto llegues, el balancearse puede ser una forma divertida y relajante de pasar una tarde.

Tan relajante, de hecho, que este perro parece ser el más feliz.

Con los ojos cerrados contra el cálido sol, el canino es sostenido fuertemente por su dueña mientras se balancea hacia adelante y hacia atrás. El perro mira a su dueña como si dijera: “Esto sí que es vida, ¿eh?”.

Sí, amiguito. Así es.

Share
Categorías: Animales


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más