La gente ha meditado durante milenios, y la ciencia recién empieza a comprender lo que significa. En una época de ensayos clínicos para identificar recursos efectivos, los investigadores están evaluando los efectos de los antiguos ejercicios de meditación para ver si su reputación por promover la salud se justifica.

El resultado renueva el respeto por estas disciplinas. El yoga, por ejemplo, que fue rechazado por la comunidad médica como una tontería de la Nueva Era hace tan solo unas décadas, ahora es recomendado por algunos médicos como un complemento eficaz para cualquier tratamiento. El yoga ha generado buenos resultados en varios ensayos controlados aleatorios en los últimos años, demostrando mejoras notables en la ansiedad, la depresión, el estrés, el dolor, problemas cardiovasculares, enfermedades autoinmunes y durante el embarazo.

Un nuevo libro que fue publicado el año pasado, La práctica consciente de Falun Gong: Meditación para la salud, el bienestar, y mucho más (The Mindful Practice of Falun Gong: Meditation for Health, Wellness, and Beyond, por su nombre en inglés) indaga, desde la perspectiva de la ciencia, el poder de curación de esta práctica tradicional de meditación china.

En comparación con el yoga, la evaluación de la ciencia sobre Falun Gong se encuentra todavía en sus inicios. Sin embargo, según la autora e investigadora Dra. Margaret Trey, los datos disponibles hasta el momento sugieren un fuerte potencial de curación.

Su libro examina toda la investigación formal hecha hasta ahora y la curación con Falun Gong , y pone de relieve un intrigante proyecto de investigación actualmente en curso.

Un nuevo libro analiza lo que la ciencia tiene que decir acerca de los efectos para la salud de Falun Gong.
Un nuevo libro analiza lo que la ciencia tiene para decir acerca de los efectos para la salud de Falun Gong.

Encuesta en Australia

La piedra angular del libro de Trey es un estudio pionero que llevó a cabo, conocido como la Encuesta de Australia. Ésta fue desarrollada como parte de su tesis doctoral en la Universidad de Australia del Sur. Se comparan los efectos en la salud y bienestar de Falun Gong percibido por los practicantes, en contraste con un grupo de control de no practicantes. Los resultados indican que la práctica de Falun Gong tiene efectos claros y positivos la salud.

En general, el estudio australiano encontró que los practicantes de Falun Gong informan que gozan de mejor salud que los no practicantes. Muchos más practicantes (76 por ciento) identificaron su salud como excelente, en comparación con el grupo de contraste (19 por ciento). La mayoría de los practicantes (83 por ciento) dijeron que se sentían tranquilos y llenos de energía comparados con el grupo de control (44 por ciento). La mayoría de quienes lo practican (83 por ciento) informaron que los problemas físicos o emocionales no afectaron sus vidas en absoluto, mientras que si le ocurrió a un poco más de la mitad del grupo no practicantes.

La investigación de Trey es importante porque es el primer estudio significativo de su tipo realizado fuera de China centrándose específicamente en los efectos sobre la salud y el bienestar.

“En términos del tamaño de la muestra, puedo decir que mi estudio es bastante diverso en comparación con otros estudios fuera de China. Es mucho más amplio que el promedio de las investigaciones y las respuestas son variadas, procedentes de más de 30 países”, dijo Trey en una entrevista con La Gran Época.

Es importante destacar que la Encuesta de Australia comenzó con un grupo de Falun Gong que informó relativamente más problemas médicos y de salud antes de comenzar la práctica, muy por delante del grupo ajeno a Falun Gong en todas las métricas de salud. Muchas personas que practicaban Falun Gong informaron que previamente sufrieron de dos o más problemas médicos de los que mejoraron de manera significativa o se recuperaron completamente desde que empezaron a practicar.

“Lo que mis hallazgos muestran son los informes sobre los cambios de salud de las personas después de empezar a practicar en Falun Gong. No puedo demostrar que la práctica lleva a su recuperación. Ese es el siguiente paso: un Estudio de seguimiento a largo plazo. Eso es lo que espero hacer”, dijo Trey.

Margaret-Trey
Dra. Margaret Trey

Características de Falun Gong

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es a menudo comparado con el yoga y el tai chi, ya que todas estas disciplinas cuentan con movimientos lentos y meditativos. Sin embargo, un rasgo distintivo de Falun Gong es que también requiere que los practicantes observen un alto estándar moral en la vida diaria, haciendo todo lo posible para adherirse a los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Además de realizar los ejercicios, los practicantes también leen regularmente un texto llamado “Zhuan Falun” (“Girando la Rueda de la Ley”), que discute temas como la importancia de poner a las otras personas en primer lugar, el papel esencial de la auto-reflexión y la conciencia de sí mismo, y las consecuencias kármicas de mal comportamiento.

La encuesta de Trey encontró que la mayoría de los practicantes de Falun Gong enaltecen el aspecto de la cultivación o mejora del carácter moral más que los ejercicios cuando se trata de comprender su influencia en la salud.

La mayor parte de su historia, Falun Gong era una discplina conocida solo por unos pocos, y se pasaba en secreto de maestro a alumno, de acuerdo con el fundador de la práctica, el Sr. Li Hongzhi. El Sr. Li (conocido como “Maestro” por los practicantes, según la tradición china) enseña que la práctica es sobre todo un método para alcanzar la iluminación, similar al taoísmo o al budismo.

El Sr. Li enseñó por primera vez Falun Gong al público en general en 1992 con una gira de conferencias y la instrucción de los ejercicios a través de China. Después de 54 conferencias públicas, el viaje terminó en 1995, pero la práctica continuó creciendo de boca en boca. El libro “Zhuan Falun” se basa en esas conferencias, y se hizo muy popular.

En ese entonces, en los espacios públicos de China, se veían miles de personas realizando los ejercicios y enseñando a los recién llegados. En 1998, una encuesta del gobierno chino determinó que 70 millones de chinos adoptaron la práctica, desde agricultores hasta científicos y funcionarios de alto nivel.

Encuesta china

El rápido aumento de la popularidad y los informes de curaciones milagrosas asociadas a Falun Gong llamó la atención del gobierno y de la comunidad médica china, que envió investigadores a estudiar el caso. Lo que encontraron es muy similar a los resultados de la Encuesta de Australia.

En 1998, un año antes de que el Partido Comunista Chino comenzara una brutal campaña para erradicar a Falun Gong, se realizaron encuestas de salud y bienestar en Beijing, Wuhan, Dalian, y las provincias de Guangdong para ver por qué muchos acudían a la práctica. Encontraron que el 98 por ciento de los 31.000 practicantes de Falun Gong encuestados experimentaron mejoras significativas en la salud poco después de que adoptaran la práctica. Más del 90 por ciento informó que sufrían de diversas enfermedades antes de ejercitarse, y más del 70 por ciento experimentó la recuperación “completa o casi completa” de sus condiciones.

Estos estudios también observaron un ahorro sustancial en los costos de salud para quienes practicaban Falun Gong. De acuerdo con las encuestas de China, con ello se ahorraron cerca de 70 millones de yuanes (10,6 millones de dólares) en los gastos de atención de salud identificables. Un funcionario chino dijo a U.S.News y World Report que la adopción generalizada de prácticas de qigong, incluyendo Falun Gong, podría ahorrarle al país 100 mil millones de yuanes al año (alrededor de 15 mil millones de dólares).

Del mismo modo que en el estudio australiano, la mayoría de los encuestados de Falun Gong (95 por ciento) informó que no utilizaron ningún medicamento de ningún tipo (recetados, de venta libre, vitaminas o suplementos), y el 92 por ciento del grupo dijeron que no usan dinero en gastos médicos o de salud. Los pocos que sí informaron de los gastos médicos en su mayoría aluden a las primas de seguros obligatorios.

Corazones Elevados

Si bien las encuestas pueden proporcionar algunos efectos cuantificables de Falun Gong, Trey está trabajando actualmente en un estudio de seguimiento con detalles que, según ella, exceden lo que se entiende normalmente sobre la mente y el cuerpo humanos. Ella llama al proyecto: Corazones Elevados.

Lo nombró así por el sentimiento que Trey espera traerá el proyecto, Corazones Elevados es una colección de estudios de casos extraordinarios: historias que vienen directamente de la vida de los practicantes de Falun Gong. Estas historias ponen de relieve los puntos de inflexión en sus vidas tumultuosas, y proporcionan ejemplos, al parecer, de resiliencia súper humana.

“Por ejemplo, una de las participantes de mi investigación actual se encontraba recluida en el infame campo de trabajos forzados de Masanjia”, dijo Trey. “En su historia cuenta cómo su creencia y la fe en Falun Gong le ayudó a darle la fortaleza y resistencia para soportar esos momentos terribles en uno de los campos de trabajo más notorios de China, utilizado por la Oficina 610 para detener y torturar a los miembros de Falun Gong. Muchas personas han acabado con trastornos de estrés postraumático después de tan desgarradora experiencia, pero no los practicantes” [La Oficina 610 es la agencia secreta, tipo Gestapo, del Partido Comunista creada para dirigir la persecución a Falun Gong en todo el país].

La historia de Barbara

Una de las historias notables que forma parte del proyecto Corazones Elevados aparece de manera preliminar en el libro. Pertenece a Barbara Schafer.

Nuevo libro examina la ciencia detrás de Falun Gong
Barbara Schaefer sufrió una caída devastadora en 2003, pero se curó completamente de sus heridas en tan sólo unos meses. Ella atribuye su recuperación a Falun Gong. (Foto por Oliver Trey)

Schafer es una Curadora de arte nacida en Polonia, que emigró a Australia. Durante más de tres décadas ha restaurado y conservado edificios históricos. En 2003, mientras se estiraba en un andamio cerca del alto techo de una iglesia ortodoxa macedonia en Melbourne, perdió el equilibrio y cayó 7 metros.

“Lo último que escuché fue el sonido crujiente cuando mi cabeza golpeó el concreto”, dijo Schafer Trey en una entrevista.

Estaba trabajando sola, y permaneció en el suelo de la iglesia durante horas antes de recibir cualquier atención médica. Cuando se despertó en un charco de sangre, de alguna manera avanzó cojeando a un teléfono en la oficina de la iglesia y llamó a una ambulancia.

La caída fue devastadora. Schafer tenía salidos los huesos de sus manos. Su cráneo sufrió múltiples fracturas, la nariz y los senos se aplastaron, la rodilla doblada en múltiples direcciones, y su mandíbula superior se rompió en tres lugares. La cirugía unió las piezas, pero las complicaciones y el dolor constante e insoportable que siguieron fueron una pesadilla.

Los médicos solo esperaban que las cosas empeorasen. Ella recibió una lista de cuatro páginas de los problemas médicos que podía esperar a soportar en el futuro.

“Mi memoria estaba siendo afectada bastante rápido”, dijo a La Gran Época en una entrevista. “Un día conduje a la ciudad a ver a un médico, pero luego se me olvidó cómo había llegado allí. Después de media hora encontré mi coche. Las llaves estaban allí. El motor estaba en marcha, y casi sin gasolina. Mi situación era muy grave”.

Barbara dijo que había oído hablar de Falun Gong años antes, pero nunca había pensado mucho al respecto. “Después de mi accidente tuve un montón de tiempo, así que decidí darle una oportunidad”, dijo. “Cuando empecé a practicar Falun Gong, todo cambió casi de inmediato”.

Siete semanas después de cirugías y todavía cubierta de vendas, realizó los ejercicios y se encontró con que su dolor crónico desaparecía. Dos días más tarde comenzó a leer “Zhuan Falun”, esforzándose con la visión gravemente distorsionada por el accidente.

Al tercer día de la lectura del libro dijo que sentía un potente flujo de corriente eléctrica desde sus dedos hasta los brazos. Dijo que la experiencia fijó su visión, silenció el incesante trepidar del tinnitus, y se detuvo el goteo de líquido cefalorraquídeo en la parte posterior de la garganta que dos cirugías fueron incapaces de solucionar.

Dijo que también se recuperó de los problemas de salud que sufrió antes del accidente: graves trastornos digestivos, migrañas, alergias, ansiedad y depresión.

“Yo sabía que algo milagroso e inexplicable estaba pasando”, agregó.

Barbara Schafer se une a un desfile de Falun Gong con otros practicantes en la ciudad de Nueva York. (Foto por Oliver Trey)

La buena salud como “Efecto secundario”

La experiencia sorprendente de Schafer es una entre muchas, según la investigación de Trey. Otras historias en el proyecto Corazones Elevados incluyen una persona que anteriormente sufría de Síndrome de Guillain-Barré, y otro con miocarditis viral, de cuyas condiciones debilitantes se recuperó en ambos casos después de practicar Falun Gong.

De acuerdo con las encuestas de China, miles de practicantes afirmaron haberse curado de sus problemas de salud mediante la práctica de Falun Gong; investigaciones recientes llegan a una conclusión similar. Un estudio, cuyo resumen se incluyó como parte de la reuniones anuales de la  Sociedad Americana de Oncología Clínica, indicó que el 97 por ciento de los pacientes con cáncer terminal se recuperaron completamente de los síntomas, según su auto-reporte, después de practicar Falun Gong. El tiempo medio para la recuperación de los síntomas fue de 3,6 meses después de comenzar la práctica.

Aún así, Falun Gong no es garantía para una buena salud. Un puñado de participantes en los grupos de Falun Gong de la Encuesta de Australia no vio mejorar su condición, y una respondió como practicante que todavía sufría de dolor crónico severo. Trey especula que estos individuos puede que no hayan estado leyendo ni ejercitándose muy a menudo, ya que los datos sugieren que los que se dedican a la práctica diaria informan de un mejor estado de salud.

Mientras que la esperanza de una mejor salud puede atraer a muchos a Falun Gong en un principio, los practicantes veteranos suelen ver su buen estado de salud más como un efecto secundario agradable en lugar de la meta de la práctica.

“Una vez que la gente comienza a practicar Falun Gong y a estudiar sus enseñanzas, se da cuenta de que la cultivación no se trata de asegurar una mejor salud y bienestar en esta vida”, escribe Trey. “Se dan cuenta de que una mejor salud y bienestar no son más que un subproducto de la cultivación verdadera”.

Según Schafer, Falun Gong es ante todo “una oportunidad de convertirse en una mejor persona”.

“Una vez que la estudia usted se da cuenta de las razones y las causas de diferentes cosas en su vida, se ilumina a las cosas. La vida se vuelve más significativa, y se siente libre y feliz porque se siente más en control de su vida. Es una cultura diferente a la que estamos acostumbrados”.

Siendo tan grande como piensa que es Falun Gong, Schafer también añade que no es para todo el mundo. Dar vida a las exigencias de la práctica puede ser un reto, y aquellos que carecen de una fuerte voluntad y determinación probable que no lo sigan, incluso ante evidencias convincentes, argumentó.

Cuatro meses después de su accidente, los médicos estaban muy sorprendidos por la recuperación de Schafer y preguntaron lo que había estado haciendo. Ella les entregó un volante de Falun Gong y se ofreció a enseñarles la práctica, pero todos se negaron. Del mismo modo, dio varias copias de “Zhuan Falun” a amigos y familiares, pero se encontró con que muy pocos de lo leyeron.

“Creo que así fue mi primera reacción cuando escuché por primera vez sobre Falun Gong”, dijo Schafer. “A veces le digo a la gente que tendrían que caer sobre la cabeza para entender lo profundo que es. Pero una vez que entiendan de qué se trata, nunca desearán renunciar a ella”.

A través de La Gran Época

Te puede interesar:

Su hijo nació con autismo, y ella encontró en una antigua práctica china una forma de ayudarlo.

La explicación científica de por qué la meditación puede sanar el cuerpo.

Share
Categorías: Historias Reales


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más