Siempre puedes contar con Barbara Longova para estar en su porche con una copa de vino en la mano, leyendo un buen libro. Después de mudarse a Rehoboth Beach, Delaware, se convirtió en su pasatiempo favorito. “Oma”, como la llamaban sus nietos, le encantaba leer. También le encantaba comprar libros para otros.

Cada año, justo antes de Navidad, Barbara llevaba a sus nietos a Browseabout Books, su librería favorita. Como explicó su hija, Nicole White:

“Los niños podían comprar los libros que querían y luego estarían envueltos debajo del árbol en la mañana de Navidad”.

Pero luego, en noviembre de 2015, Barbara falleció de repente. Su familia estaba devastada. Sin ella, parecía que la tradición familiar de la librería podría llegar a su fin.

omabooks

Fuente: Facebook.

En lugar de dejar que eso sucediera, la familia de Barbara ideó una forma creativa de honrar su memoria. Nicole, su esposo y sus dos hijos, Gavin y Lucy, decidieron escribir notas en billetes de USD 5 y esconderlas en libros.

“Por favor acepta este regalo en amorosa memoria de nuestra abuela quien solía llevarnos a comprar un libro que quisiéramos cada navidad. Ella nos inculco a nosotros el amor a la lectura. Usa este dinero para que compres un nuevo libro. Feliz festividad”.

Es una tradición que comenzaron en 2015 y planean continuar. Lucy compartió que cuando va a su librería local Barnes & Noble, “primero miro los libros de Stephen King porque esos eran los favoritos de [Oma]”.

“Después de los libros de Stephen King, busco libros que creo que ella podría haber disfrutado o libros sobre cosas que sabía que le interesaban”.

Poco a poco, la familia tiende la mano y hace sonreír a los demás y, en algunos casos, recupera la esperanza en la humanidad.

Andrew Crochunis estaba de vacaciones en Rehoboth cuando se encontró con una de las notas de Oma.

Fuente: Twitter.

Andrew había llegado al lugar de vacaciones no mucho después del trágico tiroteo en Parkland en Florida. Dijo el,

“Mi fe en la bondad del mundo era poca. Y entonces esa nota cayó en mi mano y vi un destello de luz. La abuela de alguien comprendió la importancia no solo de aprender y de leer, sino de dar ese regalo a otros”.

Sin duda Barbara estaría orgullosa de que sus hijos y nietos hagan lo que puedan para hacer sonreír a los demás y compartir su amor por la lectura con el mundo.

¡Comparte para difundir un poco más de bondad hoy!

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds