Alwyn Wils entró en el negocio de la incubación de huevos por capricho, después de escuchar que es casi imposible que los de los supermercados eclosionen porque no han sido fertilizados.

Así que para satisfacer su curiosidad, salió y compró una docena de huevos de codorniz y los puso en una incubadora, solo para ver qué pasaba. En menos de un mes, salió a la superficie una pequeña codorniz adorable, a quien llamó Albert.

La inesperada llegada de Albert llevó a Alwyn, residente en los Países Bajos, a lanzar un canal en YouTube, “Un pollito llamado Albert” (A chick called Albert), un canal muy popular que documenta los pormenores de la vida cotidiana de su amigo emplumado.

“Sé que es un poco suave, pero al final, es agradable contar historias que crean algo de belleza y traen una pequeña sonrisa a los rostros de la gente”, explicó Alwyn.

Facebook

Ha traído sonrisas a millones de caras literalmente con su último video, “El pájaro más pequeño que has visto en tu vida”, que ha acumulado más de 5 millones de visitas en menos de una semana. Pero Albert no es la estrella de este segmento.

En el video, Alwyn explica que recibió una llamada sobre un nido de pájaro que había caído en el patio trasero de un vecino.

YouTube

A primera vista, el nido parecía vacío. Pero después de escarbar, descubrió dos huevos escondidos dentro y los trajo a casa para ver qué podía hacer.

YouTube

Los colocó en una incubadora, supuestamente, la misma que cuidaba de Albert, y giró los huevos varias veces al día para asegurarse de que los embriones se desarrollaran a tiempo.

Cuatro días después, recogió cuidadosamente los huevos y los levantó a la luz. ¿Alguna señal de vida? No en el primero. Pero definitivamente hubo algún movimiento en el segundo.

YouTube

¡Alwyn iba a volver a ser “padre” otra vez!

Un día, sacó el contenedor de plástico de la incubadora para comprobar cómo progresaban las cosas, y se sorprendió al encontrar el pajarito más pequeño que había visto en su vida, ¡y estaba hambriento!

YouTube

Así que salió corriendo al jardín y encontró algunos piojos arrastrándose en sus rosas. Lo alimentó con cuidado, los devoraba hambrientos y parecía que nunca les alcanzaba. Así que Alwyn seguía yendo al jardín y obteniendo más, para un total de 80 comidas cada día.

YouTube

Es difícil de ver en las fotos, pero este bebé no era más grande que una miniatura. Pero bajo el amor y el cuidado de Alwyn, y la dieta casi constante de piojos, mosquitos y otros insectos, creció y empezó a llenarse. En tan solo un par de días, este pajarito estaba completamente emplumado, podía pararse solo y estaba listo para salir al mundo.

YouTube

Mira en el video cómo este bebé pasar de embrión a un verdadero pájaro, honestamente, es notable.

¡Comparte si estás de acuerdo en que el ciclo de vida es maravilloso e increíble!

videoPlayerId=2c9b4446c

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Naturaleza


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más