Aparentemente, el kayak en ríos rápidos es muy común hoy en día, por lo que estos canadienses temerarios optaron por una mayor adrenalina por una zanja de drenaje poco profunda a 45 mph.

¿Qué puede salir mal en menos de un pie de agua, verdad? Bueno, resulta, sorpresa sorpresa, que los kayaks no tienen frenos… y en el agua tan estrecha, las palas son bastante inútiles.

Gracias a sus cámaras montadas en casco, podemos experimentar su viaje salvaje en primera persona y es lo más cerca que estaré de montar en una de estas balsas, especialmente después de ver este video.

videoPlayerId=8032eae97

Ad will display in 09 seconds

Fuente: dailyliked

Share


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más