Una mujer en España siempre había tenido dudas desde que su médico le dijo que había dado a luz a un bebé muerto, pero nunca le mostraron la cara de su pequeño. Pasaron tres décadas cuando, un día, un “extraño” contactó con ella de la nada para hacerle una pregunta, lo que la llevó a entender todo.

Cuando Esperanza Regalado de Tenerife en las Islas Canarias de España estaba a punto de dar a luz, ella fue a un hospital privado, Felipe Coello de Santa Cruz, donde su médico le dijo que tenía que dar a luz a través de cesárea. Esperanza fue completamente anestesiada para el parto. Cuando se despertó, el médico le dijo que su hijo había muerto, según informó el diario La Provincia.

Fuente: Illustration – Getty Images | Portra Images.

Cuando ella solicitó los trámites para enterrar a su hijo, le dijeron que ya todo había sido resuelto. Además, ni siquiera pudo ver a su bebé antes del entierro. Todo esto dibujó interrogantes en la mente de esperanza. Ella sospechaba que algo no estaba del todo bien.

De hecho, el médico se robó su bebé.

Tenía 20 años en ese momento, y ser una madre soltera joven la convirtió en un blanco fácil.

Fuente: Illustration – Getty Images | Nikada.

Poco sabía Esperanza que la verdad se conocería en el futuro.

El 4 de julio de 2014, 35 años después, un hombre llamado Carlos Santana la agregó como amiga en Facebook y se puso en contacto con ella.

La primera pregunta que le hizo Carlos a Esperanza la hizo colapsar.

Fuente: Illustration – Getty Images | Iain Masterton.

“¿Tuviste un niño muerto? Soy yo”, le confesó Carlos a Esperanza.

Ella estaba tan conmocionada por la repentina revelación de que su hijo estaba realmente sano y con vida.

Resultó que Carlos estaba revisando unos viejos documentos familiares en su casa en Las Palmas de Gran Canaria cuando se encontró con una copia de la tarjeta de identificación de una mujer.

Algo dentro de él lo hizo decidir quedarse con el documento. Más tarde comenzó a investigar la historia de esta mujer, que resultó ser su madre biológica.

Según La Provincia, Carlos luego se dio cuenta de que el doctor convenció a su madre de que necesitaba una cesárea, lo cual era solo una excusa para sedarla por completo y robarle el bebé. El periódico no proporcionó información sobre si el médico estaba o no implicado.

Después de reunirse con su madre, Carlos se enteró de que él no era el único niño. Él en realidad tiene cinco hermanos.

Aquellos que leyeron la historia quedaron sorprendidos por la forma en que un médico podría robarle el bebé a una mujer.

“Esto fue espeluznante”, escribió un usuario de Facebook en español. “Qué lástima, que te engañen tantos años”.

Otro escribió: “Te compadezco mucho. Esto fue todo porque algunas personas están dispuestas a lastimar a otros solo por dinero”.

Muchos otros internautas felicitaron a la madre y al hijo por finalmente poder reunirse, y los instaron a recuperar todo el tiempo perdido.

Esperanza no solo se reunió con su hijo perdido hace mucho tiempo, sino que supo que su hijo tiene hijos. A ella la invitaron a Gran Canaria en las Islas Canarias de España, que es donde vive Carlos. Allí, asistió a la comunión de su nieta, algo que nunca imaginó posible. A pesar de vivir en islas separadas, la madre y el hijo están recuperando el tiempo que habían perdido.

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Este jovem canta uma música famosa com sua voz extraordinária. Você tem que ouvi-lo!

DESTACADAS Ver más