El 8 de Octubre de 2009, la familia Jamison residente de Eufaula, Oklahoma, Estados Unidos, desapareció bajo extrañas circunstancias y solo hasta el año 2013 sus restos fueron encontrados por 2 cazadores.

La familia que se conformaba por Bobby Jamison de 44 años, su esposa Sherlynn Jamison de 41 y su hija, Madyson Jamison de 6, habían salido aquel fatídico día, en su camioneta con intenciones de ver un terreno que estaban interesados en adquirir, cerca de Red Oak, Oklahoma, sin embargo a partir de ese momento nadie supo más de ellos, por lo que la policía estadounidense comenzó una investigación.

La camioneta familiar fue encontrada días después en el Condado de Latimer, Oklahoma, junto con pertenecías de los integrantes, entre ellas el perro de Madyson, el cual se encontraba en estado de desnutrición por falta de agua y alimento dentro del vehículo, celulares, carteras, identificaciones oficiales y lo que resultó más extraño, 32 mil dolares en efectivo.

Diversas teorías surgieron al rededor de este caso, como la posibilidad de que hubieran sido victimas de un asalto, que hubieran abandonado todo por voluntad propia o que incluso estuvieran dentro de un programa de protección de testigos, por lo que habían fingido sus propias muertes. Se supo que Bobby había tenido una riña con su padre antes de los hechos y que éste había amenazado a la familia, pero no encontraron pruebas que lo ligaran al crimen.

Gracias a las investigaciones, se descubrieron hechos que volvían más misterioso el siniestro. Dentro del hogar de los Jamison se encontraron libros que se relacionaban con brujería y ocultismo, además se tuvo conocimiento que tiempo atrás habían contactado a un pastor pues supuestamente la familia se quejaba de que su casa estaba siendo habitada por espíritus malignos. Estas conjeturas, llevaron a pensar a algunas personas que los Jamison eran parte de algún tipo de secta y que quizá habían cometido un suicidio colectivo, pero nada de esto pudo ser comprobado.


Luego en noviembre del 2013, los restos de cuerpos de 2 adultos y un infante fueron encontrados por cazadores cerca de el Condado de Latimer, Oklahoma, lugar donde años atrás habían encontrado las pertenencias de los Jamison. El forense identificó los cadáveres que pertenecían a Bobby, Sherlynn y Madyson. Lamentablemente no se pudo determinar la causa de muerte por el estado de descomposición de estos.

A través de las autoridades se dieron a conocer dos pistas que volvían el suceso más enigmático. Una de ellas era un video tomado por una cámara de seguridad en la residencia de las victimas, la otra pista es la que parece ser la última fotografía que se le tomó a Madyson, pues la imagen fue encontrada en uno de los celulares que estaban en la camioneta. En el video de la parte superior te contamos todo lo que arrojó la investigación con estas dos pistas, que llevaron a las autoridades a formular nuevas teorías sobre la misteriosa desaparición de la familia Jamison.

videoPlayerId=a78171c02

Ad will display in 10 seconds

Share
Categorías: Historias Reales

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más