La policía italiana descubrió un búnker subterráneo mientras buscaba fugitivos en Rosarno, en la sureña región italiana de Calabria, el 2 de febrero. La policía cree que el búnker ha sido utilizado por los fugitivos del Sindicato del Crimen de Ndrangheta.

La estructura de ladrillo fue monitoreada por cámaras ocultas y se accedió a ella a través de una ventanilla de concreto escondida a unos centímetros bajo tierra. Este acceso conducía a un pozo vertical que conectaba con un corredor, el cual se abría a un búnker equipado con iluminación eléctrica, camas, cocina y baño, reportó la agencia de noticias italiana ANSA.

La policía publicó imágenes de ellos explorando el búnker.

Ndrangheta tiene su sede en Calabria y “se encuentra entre los grupos de delincuencia organizada más ricos y poderosos a nivel mundial”, escribió Europol, una agencia europea de aplicación de la ley, en un informe de 2013.

Este no fue el primer búnker de Ndrangheta que se descubrió. En 2016, dos jefes de Ndrangheta han sido encontrados por las autoridades “viviendo como animales” en un búnker en las montañas de Reggio Calabria, informó la BBC.

Nota: El vídeo no tiene sonido

videoPlayerId=3e8b770a5

Ad will display in 10 seconds

Share
Categorías: Noticias

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más