En los viejos tiempos, la captura de peces con nada más que bambú era un método sorprendentemente eficaz.

Este método de atrapar peces con bambú, según el YouTuber AroundMeBD, se llama “chunga” en bengalí, que significa bambú. Hoy en día, este método es raramente utilizado, incluso en pequeños pueblos, ya que existen muchos métodos de pesca modernos. Pero es una “manera realmente asombrosa de capturar peces anguila especialmente”, dice el YouTuber. “Así que hice este video para mostrar lo fácil que era pescar en canales o estanques”.

Para la mayoría de las tribus de Bengala, la pesca sigue siendo su principal fuente de ingresos. Una alta proporción de pescadores del interior de ríos, estuarios, lagunas, humedales y canales.

Estos pescadores son expertos en su conocimiento sobre peces, sus hábitos, las corrientes de agua y más. Este conocimiento se transmite de generación en generación, y es evidente en su equipo único y hábilmente hecho a mano que ha sido refinado y perfeccionado a través de los años. Aunque el equipo moderno de la pesca se utiliza más comúnmente hoy en día, éste sigue siendo muy eficaz.

Haciendo la trampa

videoPlayerId=2025fb0c3

Ad will display in 10 seconds

La trampa se hace usando un brote de bambú partido, se hace utilizando una herramienta de corte tradicional con forma de gancho. La hoja es ancha y está sujeta a un soporte de madera. El filo del cuchillo se pone en la unión entre las dos mitades del bambú y se golpea repetidamente con un tronco o mazo. Después de dividir un lado, se hace un corte similar en el lado opuesto exacto y se repite para romper el bambú uniformemente.

Una vez que el bambú se divide por la mitad, los nudos dentro del tallo se cortan por completo para hacer un hueco sin rupturas. Las lombrices de tierra son desenterradas y colgadas a lo largo del interior del tallo. Luego, las dos mitades se encadenan y se atan usando fibras delgadas. Un extremo del brote se ata con un paño para atrapar las anguilas en su interior. Se ata una piedra por la mitad para que pese en el agua.

Capturando el pescado

La trampa se coloca dentro del agua cerca de la vegetación, donde es probable que se encuentren las anguilas. El cabo suelto de la cuerda atado en la boca de la trampa está unido a una rama colgante baja cerca del estanque para facilitar su recuperación. La trampa se deja sola en el agua durante 4-5 días.

Finalmente, la trampa se levanta, se lleva a casa y se abre con un machete. Una sola trampa suele traer entre 2 y 3 anguilas, muchos peces pequeños y grandes, e incluso algunos cangrejos.

Si eres un ávido pescador y un entusiasta de construir cosas por tu cuenta, ¡prueba hacer esta tradicional trampa de bambú la próxima vez que vayas a pescar!

Fuente: AroundMeBD.

Share
Categorías: Animales

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds