El caso de Camden Whiddon tiene asombrado a todo el mundo.

Camden es un niño de cuatro años que tiene dos extrañas condiciones genéticas: focomelia y amelia. La combinación de ambas hizo que naciera sin brazos y sin  piernas, pero eso no es un impedimento para él en su vida diaria.

Sube las escaleras en el parque, toca el piano, juega con su hermana mayor y hasta cuida de su hermano menor. Así lo muestra su mamá, Katie Whiddon, en sus redes sociales.

videoPlayerId=de01129da

Ad will display in 10 seconds

De hecho, la mujer comparte su fotos a través de Instagram, en su blog personal (Admirably Diverse) y en Youtube para demostrarle al mundo que la discapacidad de su pequeño no lo limita.

Fuente: Camden fue invitado junto a su familia a un programa de televisión. (Foto: Facebook)

Uno de los videos más tiernos de Camden es cuando le da el chupón a su hermanito y se lo coloca en la boca para que deje de llorar. Esta familia vive en Denton, Texas, y  ya es famosa gracias a los videos del niño.

videoPlayerId=1493005bb

Ad will display in 10 seconds

Si hay algo que Katie elogia de su hijo es su independencia: “A pesar de la diferencia física de Camden, es el típico niño de cuatro años. Juega con su nariz, cree que los gases son graciosos, nunca deja de hablar, y siempre está jugando  con su hermana. Él puede dibujar, pintar, sentarse solo, alimentarse solo, lavarse la cara, lavarse los dientes, subir las escaleras, y muchas otras cosas”.

Fuente: Camden es un chico como cualquier otro. (Foto: Facebook)

En otro posteo del blog, Katie cuenta la anécdota de cuando Ryleigh, la hermana mayor, le quiso enseñar los nombres de los dedos. En ese momento, Camden le dijo: “Yo no tengo dedos. Tengo un brazo grande y uno pequeño aquí”.

videoPlayerId=862b54dc2

Ad will display in 10 seconds

Sobre esa situación, explica: “La primera reacción a lo que él dijo podría ser lástima o compasión, pero lo que dijo me hizo sentirme realmente orgullosa”. “Uno de mis mayores miedos es que Camden vaya a crecer demasiado nervioso por hablar de sus diferencias físicas, o que ni siquiera sepa qué decir. Pero esa noche hizo que mi corazón se llenara de orgullo”.

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds