Steven Lancione nació en 1956, en un contexto familiar difícil, donde su madre vivía en el descontrol y su padre estaba ausente.

Creció solo, en el descuido y el desamparo.

En su adolescencia comenzó a consumir drogas, se evadía, así, del dolor.

Mientras tanto, su madre se volvió a juntar con un ex presidiario, que había estado 25 años en la cárcel culpado de homicidio.

La pareja empezó a contrabandear marihuana y, como Lancione era menor y tendría menos condena si quedaba expuesto, él llevaba los mandados del tráfico de drogas.

Lancione fue descubierto y arrestado. El mundo de oscuridad se profundizó aún más y a los 20 años, trabajaba para una de las mafias más poderosas de Estados Unidos.

Paralelamente, y sin decir nada de estos senderos subterráneos, Lancione se casó y tuvo dos hijos.

En este contexto, el matrimonio y la vida en familia no eran para nada feliz. Su hijo también empezó a seguir sus pasos.

Sentía de modo crónico honda preocupación.

Él quería realmente salirse de ese círculo vicioso pero sabía que era muy difícil de poder revertirlo…

Sin embargo, en ese deseo sincero y profundo deseo de liberación, su corazón brilló y el milagro ocurrió.

Lancione comprobó que el universo es benevolente y siempre concede oportunidades de salvación.

¿Qué llave abrió las puertas de la redención?

videoPlayerId=11f973f5e

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Historias Reales


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Pequenos “gatinhos do deserto” são filmados. Eles são tão lindos!

DESTACADAS Ver más