Aquellos de nosotros que pasamos tiempo con animales sabemos que estos son capaces de procesar emociones y de apegarse a los humanos. Aparentemente eso también va para el pulpo.

La inteligencia emocional de los octópodos ha sido confirmada por varios estudios científicos.

“Son probablemente lo más cerca que estaremos de conocer a un alienígena inteligente”, dijo Peter Godfrey-Smith en su obra “The Mind of an Octopus” (La mente de un pulpo), publicada en Scientific American Mind.

Según Godfrey-Smith, un pulpo puede distinguir los rostros humanos incluso cuando llevan uniformes idénticos. Sus otros rasgos parecidos al de los humanos incluyen jugar con objetos, tener memoria a corto y largo plazo y ser realmente inteligentes cuando se trata de escapar.

“Pasamos nuestras vacaciones en el Mar Rojo”, dice el título de su video en YouTube. “Mientras caminábamos por una playa solitaria vimos un pulpo varado en la arena. No estábamos seguros de que ya estuviera muerto. Así que lo empujamos de nuevo al agua”.

Pensaron que sería la última vez que verían al pulpo, pero al día siguiente descubrieron que no era el caso.

“Necesitaba unos minutos para recuperarse, luego se fue nadando. Al día siguiente fuimos a la misma playa a dar un paseo”, dice el pie de foto. “Mientras caminábamos por la playa vimos una sombra en el agua que venía muy rápidamente hacia nosotros. ¡Era el pulpo que rescatamos ayer! ¡Nos reconoció!”, afirma el relato en la publicación.

El pulpo no solo los reconoció, sino que pareció estar muy encariñado con la familia y agradecido por sus esfuerzos de rescatarlo.

“Nos acompañó durante mucho tiempo mientras caminábamos por la playa, todo el tiempo intentaba tocarnos los pies”, señala. “Estamos seguros de que este pulpo regresó para darnos las gracias por salvarle la vida. Es increíble lo inteligentes que son los animales”, asegura.

videoPlayerId=6aad45dc6

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Animales


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más