Esta espectacular montaña, exhibiendo un perfil de maravillosos colores, recrea la vista del más exigente amante del arte pictórico, por la riqueza de tonos y la clara definición en la coloración de los estratos, del rocoso monumento natural, en los Andes peruanos.

La magia que se respira en el ambiente montañoso al que pertenece la Montaña Arcoiris Vinicunca, atrae a los miles de personas que lo visitan cada año, a pesar de lo apartado del lugar y del esfuerzo físico que requiere llegar hasta allí.

Ilustración fotográfica toma de pantalla

Saliendo de la ciudad de Cuzco, se llega hasta el pueblito de Pitumarca, luego de 2 horas de transporte vehicular, y se recorren otros 5 kilómetros, a caballo o a pie, para llegar a las cimas que ofrecen tan espléndido panorama, aunque misterioso y desolado, a más 5.000 metros sobre el nivel del mar.

Rica en minerales, de los que adquiere tan fabulosa coloración, la formación montañosa es conocida localmente como “Cerro Colorado”, y en un entorno más amplio, éste es dominado por el nevado Ausangate de 6.384 de altura y flanqueado por la selva amazónica de un lado y el desierto costero por el otro.

Los innumerables tesoros paisajísticos existentes a lo largo y ancho del planeta causan admiración y recreación a los millones de personas que los recorren continuamente durante el año, entre ellos se encuentran las fantásticas Montañas Vinicunca del Perú.

Share
Categorías: Naturaleza


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más