Las bienvenidas de los militares son tan conmovedoras de ver. Los soldados y sus familias sacrifican tanto por la libertad que es estupendo verlos reunidos después de largas ausencias.

Shane Rader no había estado en casa en tres años. Estuvo asignado en Italia, pero hizo una visita sorpresa de regreso a Arizona. Su hermana adolescente no tenía ni idea de que iba a venir.

Entró en la casa y el perro ladró para darle la bienvenida, pero eso ni siquiera levantó las sospechas de Elizabeth. Mira su reacción en el video a continuación. ¡La expresión de sorpresa en su cara no tiene precio!

¡Puede que necesites unos cuantos pañuelos Kleenex para ver esto!

¡Es muy dulce! Qué agradable sorpresa. Tres años es mucho tiempo sin volver a casa. ¡Gracias, Shane, por todo lo que haces por nosotros!

¡Comparte esto si apoyas a nuestras familias militares!

videoPlayerId=2eeb3198c

Ad will display in 09 seconds

Fuente: www.tmn.today.

 

Share
Categorías: Entretenimiento


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más