La disputa de dos perros rápidamente atrajo la atención de todos en su camino, y es muy improbable que alguien viniera a intervenir. Comenzó como una pelea aparentemente pequeña. Un perro le ladraba a otro, el otro le ladraba a otro, no había nada inusual en eso hasta que momentos después se metieron en una pelea de perros. Apoyados sobre sus patas traseras, estaban en modo de lucha, pero para su beneficio, un pacifista estaba en camino. Por gracioso que parezca, incluso los perros pueden romper una pelea, y quizás más rápido que los humanos.

El perro blanco tenía claras intenciones cuando corrió a la vuelta de la esquina para ver lo que estaba pasando. Se arrojó al sofá donde la pelea tenía lugar, y con ladridos muy exigentes, dijo lo que pensaba. Se puso en medio de los dos sin ninguna duda, y terminó la pelea como un perro verdaderamente responsable.

Los otros escucharon atentamente, obedeciendo las órdenes de interrumpir la pelea. Deben haberse sentido regañados, porque al mirarse unos a otros, y al volverse hacia el perro responsable, sus actitudes cambiaron por completo. Haciendo las paces, todos siguieron adelante con su día.

videoPlayerId=1437de000

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Animales


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más