Primero le pidió un autógrafo, después le disparó. Con el asesinato de John Lennon, Mark David Chapman eliminó cualquier posibilidad remota de un reencuentro de los Beatles. ¿Fue Champan un fanático desalmado o una herramienta de un entramado mucho más grande como la CIA? Al fin y al cabo, desde que John y Yoko desembarcaron en Estados Unidos, al músico se le consideró una amenaza nacional.

¿Qué motivos llevaron a Chapman a terminar con la vida de Lennon? Mark David Chapman llevaba tiempo furioso desde que leyó el libro de Anthony Fawcett “John Lennon: One day at a time” y empezó a considerar que era un farsante ya que una persona que predicaba la paz y el amor no podía vivir como un millonario. El día 30 de octubre de 1980 viajó desde Honolulú hasta Nueva York con dos intenciones. La primera consistía en recrear los pasos que había dado su héroe Holden Caulfield en la obra de Salinger. La segunda era matar a Lennon.

En esa ocasión, el muchacho cambió de parecer y regresó a casa; sin embargo, su segundo intento en diciembre fue definitivo. “¡Hazlo! ¡Hazlo!”, decía una voz dentro de la cabeza de Chapman antes de apretar el gatillo. Que Chapman actuara como un autómata ante estas voces que rondaban en su cabeza ha servido de base para considerar ciertas teorías conspiratorias. Mark David Chapman pudo haber sido sometido a un lavado de cerebro y programado por parte de la CIA para llevar a cabo este asesinato; algo parecido a lo narrado en la novela de Richard Condon “El mensajero del miedo” (1959). Ésta es la hipótesis que el periodista Fenton Bresler mantuvo en su libro “Who killed John Lennon?”.

Las circunstancias de su muerte aún no son muy claras, pero hay quienes dicen que el ex beatle fue silenciado debido a sus declaraciones donde solicitaba paz en el mundo y en esta ocasión te mostramos en el video de la parte superior, un fragmento de una entrevista donde Lennon expone claramente sus ideas sobre lo que es el orden mundial. Viendo esto puedes sacar tus propias conclusiones y esclarecer un poco más la misteriosa muerte de John Lennon.

De alguna manera, Lennon parecía haber presagiado su destino al componer el tema de los Beatles ‘The ballad of John and Yoko’ (1969), ya que no estuvo nada desencaminado al considerar que “acabarían crucificándole”. La pérdida del Beatle deslenguado, del héroe de la clase obrera y del revolucionario pacifista que puso en guardia a la mayor potencia mundial es un capítulo triste dentro de la historia de la música y del siglo XX. Sin embargo, para Yoko Ono, aquellos disparos no acabaron con John Lennon: “Supongo que intentaron matar a John, pero no pudieron, porque su mensaje todavía sigue vivo”.

videoPlayerId=6c54db9ed

Ad will display in 10 seconds

Share
Categorías: Estrellas

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más