En Turquía se encuentra una reliquia antigua muy particular. Se trata de una momia bicéfala -cabeza de niña y otra de cocodrilo- que fue introducida desde Egipto desde mediados de 1800. La extraña momia fue fotografiada por primera vez después de más de un siglo. 

La momia estuvo en un principio en el Palacio de Yildiz en Estambul, pero causó tanto terror entre los residentes de la corte que tuvo que ser trasladada a otro palacio turco. 

Los restos habían estado ocultos de los ojos del público durante más de 100 años, por orden del sultán otomano Abdulhamid II, pero ahora permitieron que fueran fotografiados y el honor los tuvo el diario Hürriyet, en el Palacio de Topkapi, Estambul, donde se encuentra actualmente.

Los expertos indican que la momia esta compuesta por los restos de una princesa del antiguo Egipto -no identificada- y el cuerpo y el cráneo de un cocodrilo del Nilo.

Según cuenta la leyenda, la pequeña, heredera del faraón, murió en las fauces de este reptil y los gobernantes de la época decidieron combinar los dos cuerpos con el objetivo de que la joven, resucitara convertida en cocodrilo.

Para los egipcios antiguos el cocodrilo es sinónimo de divinidad, ya que los egipcios adoraban al dios Sobek, el dios cocodrilo, un dios de carácter benéfico, creador del Nilo que habría surgido de su sudor; es también dios de la fertilidad, la vegetación y la vida en la mitología egipcia. 

Share
Categorías: Asombroso


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

A bela interpretação desse menino da música “Stand by me” apaixona a todos nas redes sociais

DESTACADAS Ver más