Cuando la familia anterior de este gatito tuvo que mudarse de locación y no pudo llevar a su minino con ellos, se vio obligada a dejarlo en un refugio de animales.

En ese momento, Symba pesaba la increíble cifra de 15 kilogramos, convirtiéndose en uno de los pacientes más obesos que se cruzó en el camino de los veterinarios del refugio.

Su alarmante obesidad, seguido de que había sido abandonado a su suerte, hacían que su futuro no se vea muy prometedor, pero luego todo cambió.

Todo esto fue gracias a la fundación Humane Rescue Alliance, que le consiguió una nueva familia capaz de blindarle un nuevo estilo de vida más saludable y con mejores oportunidades.

Khia Berkeley ahora es la nueva mamá de Symba. Cuando Khia lo conoció, supo enseguida que tenía que poner en un estricto plan alimenticio y rigurosos entrenamientos.

Junto con el acompañamiento de los médicos veterinarios, le devolvieron la posibilidad de una vida normal y feliz, tal y como se la merece.

Conoce un poco más sobre la esperanzadora historia de vida de este adorable gatito que tuvo una segunda oportunidad para poder vivir de una manera más plena en el siguiente video que te dejamos a continuación:

videoPlayerId=ae62c876a

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Animales


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más