Es todo un orgullo atender a nuestras visitas con unos deliciosos palitos de quesos crujientes, aromáticos, recién hechecitos y cuando nuestros invitados vean la manera en que el queso se estira al probarlos se sentirán tan agradecidos que solo pensarán en una cosa: ¡otro, por favor!

Con queso blando nacional o importado entre otros ingredientes, con pan o con doritos, para fiestas infantiles o sencillamente para gratificar tu paladar, es tanta la versatilidad de estos deditos de queso o “fingers”  o pasabocas o “snacks”, como quieras llamarlos, que siempre caen bien.

Deliciosos como acompañamientos también

Y ni hablar de la rapidez en la preparación, es que ni siquiera hará falta suspender la visita o lo que estés haciendo para, en tan solo unos minutos, dar punto y servir esta delicia de puro queso.

Más aún, lo más probable es que tus invitados se te unan en la confección de tal delicadeza y en medio de la más amena conversación, entre todos preparen y degusten ¡buen provecho!

Share
Categorías: Vida

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más