Las acciones humanas con el tiempo han venido causando un impacto negativo en el medio ambiente, la naturaleza no solo se ha convertido en un lugar de paso para el hombre, sino que desafortunadamente se ha vuelto un vertedero para todo tipo de desperdicios que solo representan un incremento en los niveles de contaminación ambiental.

En la montaña más alta del planeta Tierra, el Everest, la situación medio ambiental no ofrece un panorama diferente. Desde que se volvió un destino popular en 1990, al lugar cada año llegan viajeros entusiastas que deciden encarar el reto de trepar el techo del mundo.

Aunque la aventurera decisión de muchos, también ha desencadenado el hábito de de dejar todo tipo de desechos a lo largo de la ruta de ascenso y en los extremos.

De acuerdo con lo recogido por el diario El Mundo, la expedición franco-nepalesa Everest Green, en las operaciones logísticas de los últimos años se han retirado del lugar cerca de 16 toneladas de basura. En el año 2013 la cifra fue de 13 toneladas que finalmente se dispusieron en Katmandú para representar piezas artísticas.

Por su parte, las autoridades gubernamentales nepalíes apuntaron a que la cifra de desechos alcanzaba unas 50 toneladas de basura, por lo que adoptó medidas estrictas para mitigar el impacto de los desechos en el ambiente.

Cada montañista que escale el Everest tiene por obligación regresar con 8 kilos de basura por encima del campamento base, y que para quienes no estén dispuestos implementar una multa de 4.000 dólares.

Resultado de imagen para desechos everest

El órgano de control ambiental local Sagarmatha Pollution Control Committee (SPCC), dio a conocer que para 2017 los alpinistas recuperaron alrededor de 25 toneladas de desechos sólidos y 15 toneladas de residuos humanos.

Según El Espectador, Pemba Dorje, reconocido sherpa guía de la región, señala que la razón principal de la latente problemática es la falta de consideración por parte de los montañistas, pero también asegura que el problema deviene de oficiales que se dejan sobornar.

“No hay bastante vigilancia en los campamentos altos (los situados por encima del campo base), para garantizar que la montaña sigue limpia”, aseguró.

Mira la deplorable situación en la que se encuentra esta imponente montaña de 8.848 metros sobre el nivel del mar, ubicada en la cordillera del Himalaya, conocida por se la frontera más alta del mundo que divide a China del Nepal.

videoPlayerId=2bfca0955

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Mundo


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más