El pan de Lavash es originario de Armenia y es un pan plano fino y suave el cual es popular en los países de Oriente Medio. El pan se prepara típicamente usando un proceso de horneado tradicional que fue inventado hace siglos, y sigue siendo el mismo que hace varios miles de años. En la antigüedad, la gente solía construir cámaras de horno dentro de la tierra para hornear el pan.

Los panaderos se zambullen de cabeza en los hornos para pegar la masa en el interior de las paredes del horno. A diferencia de otros tipos de pan, el lavash armenio no contiene levadura ni aperitivos tradicionales, lo que lo hace más saludable, más sabroso y se adapta a casi cualquier dieta. No contiene sodio, colorantes artificiales, grasa, azúcar ni colesterol. Aquí está el proceso de hacer este pan.

Ingredientes:

Harina

Sal

Agua

videoPlayerId=a04910107

Ad will display in 09 seconds

Preparación:

Colocar dos tazas de harina en un tazón y añadir sal y agua. Revolver bien la mezcla y preparar una masa húmeda. Batir la masa húmeda durante cuatro o cinco minutos hasta que esté elástica y suave.

Dejar la masa durante una hora en un recipiente engrasado y cúbrela con un paño de muselina hasta que duplique su tamaño y cree una textura suave.

Precalienta el horno hasta que alcance una temperatura de 287 °C. Las paredes del horno de barro deben estar lo suficientemente calientes para hornear el pan.

Toma un trozo pequeño de masa, enharina la masa y el rodillo. Comienza a extender la masa aplicando un poco de presión y continúa extendiéndola uniformemente por todos los lados hasta que termines con la hoja más delgada de masa la cual debe medir 22 centímetros de diámetro.

Pon la hoja de masa en una forma acolchada y pégala en las paredes del horno. Se necesita algo de habilidad para perfeccionar esta técnica.

Hornea por cinco o seis minutos hasta que se torne de un color marrón claro y bien ampollado. Retira el pan del horno con cuidado sin partirlo.

Sirve el lavash con tus salsas favoritas. También puedes espolvorear semillas de ajonjolí sobre el pan para darle más sabor.

Consejos:

Extiende la hoja de masa uniformemente y sin partes gruesas.

Mantén la temperatura del horno para que se hornee perfectamente.

No lo hornees por más de seis minutos ya que el pan se partirá.

Preparar el pan lavash es bastante fácil, sólo tienes que extender la masa y ponerlo en las paredes calientes del horno. La superficie ampollada del pan tiene una maravillosa textura masticable y crujiente. Se compone de sólo tres ingredientes: harina, agua y sal.

El primer pan de lavash fue preparado hace 3.000 años por las civilizaciones antiguas. Si tienes acceso a un horno de barro tradicional, pruébalo tú mismo y explora el delicioso sabor de estos panes.

Share
Categorías: Vida


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más