Comparado con algunas de las partes más frías o más elegantes de Tokio, como Jiyugaoka (“Colina de la Libertad”) o Akihabara (“Campo de Hojas de Otoño”), el vecindario de Shinagawa tiene un nombre bastante aburrido, que significa esencialmente “Río de las Mercancías”. Aún así, tienes que admitir que es apropiado. Situado cerca de la desembocadura del río Sumidagawa, ha sido testigo durante generaciones de la presencia de numerosos buques de carga que han pasado por los puertos de Tokio para transportar mercancías.

El nombre incluso funciona en un sentido económico figurativo, ya que la estación de Shinagawa es un importante centro ferroviario por el que pasan miles de trabajadores cada día en su camino desde sus hogares en los suburbios hasta sus oficinas en el centro. La instalación está diseñada para mantener a los pasajeros entrando y saliendo de manera eficiente, pero esta mañana el “río” fue bloqueado debido a un problema con los trenes, resultando quizás en la escena más concurrida de hora pico en Japón que hayamos visto jamás.

Mientras que las normas de negocios japonesas significan un montón de horas extras, la mayoría de las oficinas todavía comienzan alrededor de las 9 de la mañana. Para la mayoría de las personas que trabajan en el centro de Tokio, el promedio de un viaje de ida es de una hora, lo que significa que entre las 8:00 y las 8:30 horas es la hora pico absoluta para ir al trabajo.

La estación de Shinagawa ve un número especialmente grande de pasajeros en ese momento, ya que es una estación de transferencia para la línea de lazo de Yamanote que corre alrededor del centro de la ciudad. Situado en el extremo sureste del centro de la ciudad, Shinagawa es el principal punto de acceso a la Línea Yamanote no solo para los residentes de los suburbios de Tokio, sino también para muchos viajeros que vienen de Kawasaki, Yokohama y otras ciudades del sur de la capital de Japón.

Pero por muy confiable que sea el sistema de transporte público de Japón, incluso aquí las cosas a veces salen mal. A las 8:07 de la mañana del viernes, los Ferrocarriles Japoneses detuvieron los trenes de la Línea Yamanote para investigar un problema de seguridad no especificado, justo cuando muchas personas se dirigían a la Estación de Shinagawa. ¿Cuánta gente?

Con el flujo de pasajeros detenido, la parte de la estación que los pasajeros recorrían en su camino hacia el Yamanote se transformó en un mar de humanidad.

O un muro de humanidad, dependiendo del ángulo desde el que se mire.

01 de octubre de 2015

El servicio fue finalmente restaurado, pero la acumulación de pasajeros que esperaban para subir a los trenes hizo que los andenes y el interior de la estación estuvieran tan llenos como el interior de los vagones.

“¡Las cosas están locas en la estación de Shinagawa! Apenas puedo respirar”.

01 de octubre de 2015

Uno de nuestros desafortunados trabajadores en realidad se quedó atascado en este lío (incluso podría estar mezclado en algún lugar con la parte considerable de la población de Japón que se ve en estas fotos. ¿Cómo describió el calvario?

“La estación de Shinagawa ya es una de las más concurridas de Tokio, pero ciertamente no esperaba esta pesadilla cuando entré por la mañana”.

En el caso que te encuentres atrapado en tal situación, por favor recuerda mantener la calma y seguir las instrucciones de los empleados de la estación.

Fuente: Jin.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más