El pianista Filipino de 64 años, Vidalito Infante, o Mang Bong, como prefiere que lo llamen, toca el piano en el Rockwell Mall en Makati cada domingo de 2 a 5 p.m. Muchos fanáticos y transeúntes lo aclaman cada vez que terminan sus presentaciones.

“No puedo dejar de tocar buena música y, además, la multitud aquí no me deja detener tampoco”, dijo Infante.

Vidalito comenzó a tocar el piano desde que tenía seis años de edad y le debe su vena artística a su madre quien era una amante de la música y permanentemente lo impulsó a estudiar y a practicar. Tocaba en eventos escolares y religiosos, incluso hasta ser una persona mayor, después de terminar sus estudios en la Universidad de Arellano. Comenzó su carrera profesional en 1970.

Aunque ha intentado retirarse de la música varias veces, no puede:

“Tocar el piano ya se ha convertido en mi vida. Ya está en mi sangre y me apasiona mucho. Puedo compartir mi música con diferentes personas y estoy feliz de que me aprecien”.

Cada presentación en el Mall, que comenzó como un simple ensayo, se convierte siempre en todo un concierto con decenas de personas a su alrededor, entre los cuales hay muchos jóvenes que admiran el gran talento del pianista.

Para Infante, realizar estas presentaciones es muy gratificante. Su gran talento, su sentido del humor y su relación cercana con el público, son evidentes en cada actuación. Incluyo hay momentos en que anima a la multitud a bailar, tomando la iniciativa con un par de pasos de vals.

Cuando termina sus presentaciones, queda una atmósfera festiva en todo el lugar, algo que todos los espectadores disfrutan, y se van a sus casas alegres.

videoPlayerId=2c9bfe2f1

Ad will display in 09 seconds

Si te gusta el vídeo, puedes compartirlo con tus amigos.

Fuente: TheFishTycoon

Share
Categorías: Entretenimiento


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Brillante rutina de patinaje con música latina hace vibrar a Corea del Sur

DESTACADAS Ver más