SIOUX FALLS, S.D. – Para el nativo de Rapid City, Kevin Schmidt, no hay nada extraño en escalar 457 mts para cambiar una bombilla.

Ha escalado cientos de torres durante los últimos ocho años, en docenas de Estados, en todas las estaciones, a veces con vientos de 60 km/h. Es parte del trabajo en Sioux Falls Tower and Communications.

Para el resto del mundo, un día de trabajo de Schmidt que induce el vértigo, no es nada normal.

“Algunos de mis amigos no pueden creer que lo haga”, dijo Schmidt. “Se asustan en lo alto de su casa”.

Tal vez eso explica por qué un video tan impresionantemente nítido de Schmidt ascendiendo una vieja torre de TV cerca de Salem, el otoño pasado, se ha vuelto viral, atrayendo a más de 1.3 millones de visitas en YouTube.

“No esperaba que fuera gran cosa”, dijo Schmidt.

Tampoco lo esperaba Todd Thorin, un compañero de trabajo de Schmidt en Sioux Falls Tower, quien filma secuencias de aviones teledirigidos para una empresa llamada Prairie Aerial.

Ha filmado docenas de videos desde que se fundó la compañía el año pasado, pero ninguno ha captado tanta atención como la escalada de 450 metros de Schmidt. Los enlaces de Facebook de un sitio web de radio HAM, ayudaron a despertar el interés de Internet esta semana. Pasó de un millón de visitas el miércoles a 1.325.325 la noche del domingo, la mayoría de vistas vienen desde el lunes.

El vídeo representa lo más alto que ha enviado su avión teledirigido, que lleva una cámara GoPro con un objetivo personalizado.

“Fue en parte porque sabía que se vería bien, pero también para ver qué podíamos hacer con él”, dijo Thorin, director de seguridad y capacitación de Sioux Falls Tower.

Uno de los hijos de Thorin pilotaba el avión teledirigido, llevando unas gafas que “le hacían parecer un zombi”. La batería del dron dura sólo 15 minutos, así que después de considerar el vuelo de un minuto y medio, a la cima y permitir tiempo para el descenso, la tripulación tuvo alrededor de ocho minutos de tiempo de suspensión, para filmar lo que Thorin editó en un clip de 2 minutos.

Kevin Schmidt es visto en noviembre cambiando una bombilla en la parte superior de una antena cerca de Salem. (Foto: Prairie Aerial)

Thorin monitoreó el metraje desde el suelo en una pantalla de alta definición de 9 pulgadas, y actuó como un “observador”, usando binoculares para ver cualquier cosa que pudiera aparecer detrás del dron.

“Como piloto, quieres que alguien te diga lo que hay detrás de ti”, dijo. “Por supuesto, allá arriba, no íbamos a chocar con nada.”

Hay una zona de seguridad impuesta por la Administración Federal de Aviación de 152 mts entre las antenas de televisión y cualquier avión que pueda acercarse a ella. Es por eso que Schmidt hizo el ascenso de 2 horas -la bombilla roja parpadeante que advierte a las aeronaves, se había quemado.

La FAA es un tema espinoso para la puesta en marcha de Thorin. La Administración ha dicho públicamente que los aviones no tripulados volados con fines comerciales deben seguir las mismas normas que cualquier otra aeronave comercial. Se espera que los operadores de aviones teledirigidos permanezcan también dentro de los 121 mts del suelo, dijo Thorin. Su avión teledirigido estaba mucho más alto que eso.

En cuanto a la barrera impuesta a los aviones comerciales, dijo Thorin, el avión no tripulado estaba “bien dentro de los 152 mts”, durante el video de la bombilla. No ha sido contactado por la FAA, dijo, pero sabe que “es un área controvertida de la tecnología en este momento”.

Schmidt se tomó una selfie en la punta de una antena de 450 mts de alto, el escalador de antenas dijo que siempre se toma una selfie cuando realiza un ascenso. Dijo que la tomó para su esposa, Alla. (Foto: Kevin Schmidt)

Schmidt dice que estaba feliz de tener las cámaras de su compañero de trabajo en el cielo con él. Le encanta su trabajo, porque puede ver el mundo desde grandes alturas.

“Finalmente puedes ver cómo se ve allá arriba”, dijo Schmidt.

Puede ser difícil para compañías como Sioux Falls Tower encontrar escaladores dispuestos, dijeron Thorin y Schmidt, pero Schmidt recomendaría el trabajo a cualquiera que no le tenga miedo a las alturas.

“No se puede superar la vista, y no hay mayor sensación de paz que estar a 450 metros en el aire solo”, dijo Schmidt.

No es que Schmidt quiera guardárselo todo para sí mismo. Cerca del final del video viral, se le ve sacando un celular y tomando una selfie.

“Cada vez que subo a una torre, tomo una foto y se la mando a mi esposa, Alla“, dijo Schmidt.

videoPlayerId=2f96c9b1f

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Asombroso


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más