Los perros pueden obsesionarse con las cosas más extrañas. Rollos de papel higiénico vacíos, cajas de jabón, o un zapato en particular. Se sabe que enloquecen y se emocionan por lo aparentemente mundano. ¿Pero una puerta? Este Bulldog Inglés no está muy contento con esta estructura esencial en la casa de su dueño, y nadie sabe por qué.

¿Es la forma? ¿El estilo? ¿El color en que ha sido pintado? Nadie puede entender por qué está tan obsesionado con ladrar a esta puerta en particular, pero parece ser su único y peor crítico. Incluso le da algunos mordiscos y cabezazos por si acaso, con la esperanza que eso sea suficiente para que desaparezca, más parece que la puerta está atascada aquí para siempre y no muestra señales de moverse de ahí…

¡Echa un vistazo a este vídeo!

videoPlayerId=f7302bd65

Ad will display in 09 seconds

Guess this dog is just going to have to accept it eventually! Don’t forget to share this post with your friends too!

Share
Categorías: Animales


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más