Al recibir demasiadas quejas del maestro de física de su hijo de 17 años de edad, un padre harto decidió enviar una advertencia a su hijo, diciendo que tomaría medidas si recibía una llamada de queja. Aunque quiso decir lo que dijo, no estaba mentalmente preparado para seguir adelante… ¿y adivina qué? El profesor de física llamó otra vez.

Brad Howard, de 53 años, había recibido correos electrónicos del maestro de la escuela secundaria de su hijo una y otra vez, quejándose del comportamiento perturbador del adolescente en clase.

“El padre le dijo a BuzzFeed que a su hijo, también llamado Brad, le gusta ser el alma de la fiesta, lo que lo mete en problemas de vez en cuando”.

“A mí me gusta hablar mucho, y por eso mi maestro le escribía a mi papá por correo electrónico”, dijo Brad Jr., quien estudia en la Escuela Secundaria Rockwall-Heath en Heath, Texas.

Por el mal comportamiento de Brad Jr., su padre decidió finalmente tener una conversación con él. Al final de la charla, le advirtió: “Si recibimos otra llamada, iré a la escuela y me sentaré junto a ti en la clase”.

La advertencia fue bastante eficaz, ya que no había recibido una llamada de su maestro durante unos meses.

Sin embargo, la temida llamada para el adolescente llegó un día. Su madre, Denise, le dijo a su esposo que tenía que cumplir su promesa. Luego lo despertó temprano el viernes por la mañana.

“El viernes es mi único día libre, así que mi esposa me despierta y me dice: “Brad, es hora de que vayas a la escuela”. Pensé: “Oh, no, ¿qué ha hecho?”, recordó.

Llamó al profesor para preguntarle si podía sentarse en la clase, lo cual se le permitió.

Llegó temprano a clase y se sentó en el asiento de su hijo. “Estaba un poco nervioso entre los adolescentes”, dijo. “Mentalmente no me había preparado para una situación así”.

Mientras Brad Jr. entraba en el aula, riéndose y hablando con sus amigos, se quedó atónito al escuchar una voz familiar que lo saludaba.

“Ni siquiera me fijé en él, hasta después de saludar a todos mis amigos, pero me sorprendí mucho”, recordó.

Djo que los compañeros de clase de su hijo parecían estar disfrutando la embarazosa lección de Brad Jr. “Creo que la pasaron bien. Sobre todo sabiendo que Bradley estaba en una situación incómoda”, dijo papá.

Como si no fuera poco, cerca de 40 minutos después, papá se tomo una fotó en el aula de la escuela secundaria y se la envió a su esposa. Mamá lo reenvió a un texto de grupo familiar. Ella quería que sus otros hijos supieran las consecuencias del mal comportamiento en la escuela.

Por su parte, la hermana del adolescente, Molli Howard, colocó la divertida foto en Twitter, mostrando la cara muy seria de su padre junto a su hermano en el aula.

©Twitter | Molli Howard‏.

“Mi papá le dijo a mi hermano que si recibía otra llamada del maestro de física quejándose de que se sentaría en su clase… papá recibió otra llamada”, escribió en tono de burla.

El posteo pronto se volvió viral, y fue retwitteado 2.000 veces. Mucha gente elogió la ingeniosa manera de criar de este padre.

¿Y el resultado? “Súper efectivo”, según sostuvo papá, su hijo se tomó el castigo muy en serio. “Ha estado comportándose muy bien en esa clase desde entonces”.

Share
Categorías: Historias Uncategorized

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más