Nunca eres demasiado pequeño para ayudar a alguien, así lo demuestra esta niña en el siguiente vídeo. Cuando veas lo que hace, seguro sonreirás.

Los padres normalmente no permiten que sus hijos metan el brazo o la mano por una tubería abierta. Sin embargo, en este día, esta niña no tenía elección.

Se puede ver a la pequeña Mia poniendo todo su brazo dentro de la tubería. Está prácticamente tirada en el suelo para maximizar su alcance. Su madre está cerca, echando porras para animarla.

Entonces, la mano de Mia toca lo que está buscando. “¡Tengo uno!”, gritó.

Un par de segundos después, saca a una criatura linda y diminuta. Mira el video para ver qué tipo de bebé rescató Mia, y no sólo uno.

videoPlayerId=3ccdfb975

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds