Syd Kitson es un exjugador profesional de fútbol americano que decidió empezar hace diez años una nueva carrera en el mundo de las propiedades, comenzando a diseñar una ciudad ecológica, Babcock Ranch, totalmente dependiente de la energía solar, en Florida, Estados Unidos.

En esta etapa incipiente, por el momento son pocos habitantes. Pero el terreno, del tamaño de la isla de Manhattan y ubicado a unas tres horas en auto de Miami, tiene el espacio para albergar a 50.000 personas, explicó Kitson a la BBC Mundo.

 

Lo más novedoso de esta comunidad es que toda la energía que necesita la ciudad será generada por 343.000 paneles solares, en un terreno cuya extensión es el equivalente a cerca de 200 canchas de fútbol.

En el centro de esta población, buses eléctricos, manejados por computadora, empiezan a hacer recorridos de prueba para que los residentes de Babcock Ranch no se vean necesitados de usar autos a combustión por gasolina. 

Kitson insiste que es factible y rentable hacer una ciudad amigable con el medio ambiente. “Es mucho más fácil y barato si se planea así desde el principio”, insiste. Más aún, cree que hay una demanda enorme por este tipo de comunidades que no hagan tanto daño al medio ambiente.

La planificación urbana siempre es necesaria para un desarrollo sustentable del espacio. La experiencia vivida en Florida, justamente es lo que ha dado iniciativa a este tipo de proyectos alternativos.

Para 1960, Florida todavía era, en su gran mayoría, un territorio rural poco habitado. Pero en las décadas sucesivas, le siguió una gran explosión urbana, debido principalmente a la construcción de Disney World en Orlando, una de las atracciones turísticas más famosas del planeta.

De forma paralela, también fue creciendo, más al sur, Miami. Allí, cientos de miles de personas han ido llegando cada año desde el norte de Estados Unidos y de América Latina a empezar nuevas vidas.

Según las estadísticas, en 2014, Florida se convirtió en el tercer estado más poblado del país, superando a Nueva York. En menos de un siglo pasó de ser paraíso natural habitado por caimanes, a un lugar densamente poblado de 20 millones de habitantes.

Frente a esta problemática estructural de desarrollo urbano, ¿será Babcock Ranch una alternativa viable? ¿Cuán efectivo es el uso de la energía solar? ¿La extensión que ocupan esos paneles solares y el material con el que están hechos no es también genera otro tipo de impacto ambiental?

Share
Categorías: Mundo


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más