Lea, la Rhodesian Ridgeback, ama a su pequeño humano Alfred más de lo que puedes imaginar.

Cuando Alfred se levanta por el borde de la cama de Lea y parece que quiere entrar, ¡ella hace la cosa más adorable del mundo!

Camina tranquilamente, saca la manta de la cama y se acuesta en el suelo al lado de la cama, donde se acomoda para estar pendiente de Alfred. ¡Se nota que desearía tener manos para ayudarlo a levantarse!

Ella es la prueba que a veces la mejor hermana mayor que un bebé puede tener tiene cuatro patas en lugar de dos. No podemos dejar de preguntarnos qué más hace por Alfred en la casa, aparte de limpiar el piso debajo de su silla alta.

¿Tenías un hermano canino cuando eras pequeño? ¿Tienes hijos y mascotas que se amen tanto? ¡Asegúrate de compartir este vídeo!

videoPlayerId=b4473b9c1

Ad will display in 10 seconds
Share
Categorías: Animales Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más