Esta adorable niña estaba aprendiendo a estirarse después de una tranquila siesta. Cuando su padre le desenvolvió la manta, ella extendió los brazos y no pudo verse más linda.

Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más