Volar es un privilegio que no todos los seres vivos poseen, y aunque el ser humano ha logrado contemplar maneras prácticas y efectivas de desplazarse por el aire, las aves son quienes ostentan el título oficial de surcar y explorar sus confines a voluntad.

Esto gracias a que la naturaleza las ha dotado de un increíble cuerpo aerodinámico capaz de adaptarse a este medio.

Usualmente se cree que lo que contribuye al desplazamiento aéreo de estos animales son las alas, y si bien una buena parte es debido a la función que estas cumplen, lo correcto es señalar que cada parte del cuerpo de un ave aporta al cumplimiento de este objetivo.

Por ejemplo, el esternón de las aves posee una estructura similar a una quilla, lo que permite soportar el peso de los músculos de las alas, que por cierto son comparativamente pequeños al lado de la estructura de las alas como tal.

El centro de gravedad de las aves está distribuido proporcionalmente entre las alas, la cabeza y la cola, lo que les permite conseguir el balance perfecto cuando están en el aire. Sus huesos son huecos y livianos, especialmente los de la cola y las alas, y estas últimas dotadas de plumas amplias pero ligeras.

Siendo los pulmones los órganos más pesados, tienen que estar en el centro de gravedad, por lo tanto su forma es aplanada y están situados de manera estratégica en la parte posterior de las costillas.

Esto no quiere decir que estos órganos sean menos eficientes, por el contrario estos absorben la cantidad de oxígeno necesario que requieren un ave al volar, y cabe resaltar que el oxígeno que necesitan no es poco.

Ahora bien, ¿cómo sucede el maravilloso acto de volar?, mientras las alas están en movimiento, la presión del aire que empuja hacia abajo es mucho más ligera a la que se presenta cuando el movimiento es lento.

Imagen relacionada

Por otro lado la forma aerodinámica del ala hace la distancia que recorre el aire sobre su superficie sea más larga, lo cual contribuye al aceleramiento del vuelo y generando una diferencia de presión.

Hay que tener en cuenta también que el aleteo de las alas es ayuda a ganar mayor empuje, permitiendo que el aire se mueva de arriba a abajo y en ese sentido adquirir mayor altura.

Mira a continuación fascinantes ejemplos de distintas formas de vuelo que poseen las aves.

videoPlayerId=68dd3ab51

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Animales


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más