Una mujer que sirvió como voluntaria en un refugio animal se dio cuenta que había un gatito que nadie había querido adoptar y lastimosamente lo habían puesto en el pabellón de la muerte. Sin embargo, ella no dudó un solo instante y quiso rescatarlo, así que lo pidió en adopción.

Pasó algún tiempo, cuando era de noche en la casa y se disponían a dormir. La mujer se fue a su cuarto y dejó a su bebé de pocos meses de edad en el otro cuarto. En medio de la noche sintió que el gato estaba actuando de una forma extraña. La despertó y se iba hacía la puerta como queriéndole decir que la siguiera. 

Ella vio que el gato se estaba comportando de una forma anormal, así que decidió ir a ver qué era lo que quería mostrarle. 

El gato condujo a la mujer a la habitación de la niña, y lo que encontró allí fue algo que ninguna madre quisiera encontrar. Mira esta asombrosa historia en el video a continuación. Este es un bello ejemplo de que la bondad es recompensada y que los gatos son animales tan inteligentes como agradecidos de quien les da una oportunidad.

videoPlayerId=adc66444e

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds