La industria cinematográfica comprende toda una infraestructura técnica que posibilita la realización de esas afamadas películas que recaudan millones en taquilla.

En ese sentido, el reparto de actores afiliados a la industria son el producto bruto de las producciones, pues más allá de los gastos técnicos que implica la realización, sin un buen elenco de actores no puede existir la emoción característica que hace reconocible una película.

Tan pronto como una producción alcanza el impacto esperado, los actores se catapultan en reconocimiento y fama, teniendo la posibilidad no solo de firmar contratos cada vez más deseados, si no también escalando aún más alto en el mundo de la industria cinematográfica.

Sin embargo, la fama y el reconocimiento son un arma de doble filo que así como brinda a un actor la posibilidad de llegar al punto más alto, también tiene la capacidad de hundirlo en un abismo de confusión, en una estrepitosa caída llena de problemas que pueden terminar en la misma muerte.

En el mundo hollywoodense, la personalidad de muchas estrellas, tanto las emergentes como las clásicas, se perfilan en un escenario de éxito, lujos y prestigio.

Pero, paralelamente, la carrera de muchos artistas termina por asimilarse a un ritmo de vida descontrolado donde el exceso y el derroche poco a poco se inyecta como un veneno que drena su estabilidad física y mental.

Cada tanto tiempo Hollywood se convierte en un escenario proclive a la polémica, ya que se filtra información escandalosa y controversial sobre el verdadero panorama que se oculta detrás del telón de esta poderosa industria.

Y es que no es solo un tema concerniente a una época, por el contrario, muchos testimonios han salido a la luz pública señalando perturbadores secretos que han sucedido y sucederán al interior del gigante del cine, comenzando por temas como fiestas secretas en donde no existe límite para el libertinaje y el descontrol.

Como por ejemplo el caso más sonado en el momento que nubla la reputación de Harvey Weinstein, uno de los más reconocidos productores de cine y fundador del sello discográfico The Weinstein Company, al cual se le señala de estar implicado en casos de acoso sexual.

Otro caso que trae de nuevo a la polémica el nombre de la industria hollywoodense es el del actor estadounidense Brendan Fraser, reconocido por protagonizar películas taquilleras como George de la selva (1997) o la trilogía de La Momia (1999-200-2008), hizo público las razones de su prolongada ausencia de la pantalla grande por tantos años.

Imagen relacionada

Fraser señaló en una entrevista con la revista de moda masculina GQ, que la razón por la que su carrera de actuación se vio intempestivamente arruinada a principios del 2000 fue una agresión sexual de parte de un miembro prestigioso de Hollywood.

No obstante el actor ha logrado llenarse de coraje para contar los detalles de su incómoda y desgastante historia de acoso.

Mira en el siguiente video un poco más en detalle el dolor por el cual el actor permaneció en silencio tratando de sobrellevar el miedo implícito en esa experiencia, que como él mismo lo describe, lo hizo sentir “enfermo, como un niño pequeño”.

videoPlayerId=1ecef8696

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Estrellas


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Assista a compilação desses cães fazendo seus donos morrerem de rir

DESTACADAS Ver más