Un soldado de Mississippi, Estados Unidos, iba camino a casa con la esperanza de estar en la sala de partos cuando su maravillosa esposa diera a luz a su querida hija. Sin embargo, debido a un vuelo retrasado, lamentablemente no pudo llegar.

Brooks Lindsey estaba camino a casa para ver a su adorable esposa embarazada y ayudar con los preparativos finales cuando recibió la noticia de que su esposa Haley había comenzado el trabajo de parto.

En su último chequeo, el médico de Haley le dijo que tenía que ser inducida de inmediato, dos semanas antes, porque la bebé estaba bajo coacción y ella tenía preeclampsia. 

Facebook/Haley Fritz Anne Lindsey

Así que Haley se acercó a la Cruz Roja por protocolo militar para comunicarle a Brooks que la bebé estaba a punto de nacer.

Pero a solo tres horas de que el vuelo de Brooks saliera, Haley ya tenía rota la fuente.

Brooks estaba frenético por abordar su vuelo y regresar a casa, pero luego su hora de salida se retrasó casi dos horas.

La incredulidad se apoderó de él al darse cuenta de que no podría ver nacer a su hija y ayudar a su esposa con el parto.

Facebook/Tracy Dover

Resulta que el retraso del vuelo terminó siendo una bendición.

La suegra de Haley contactó sigilosamente a Brooks a través de FaceTime y le dijo que podía estar presente en el parto electrónicamente, ¡incluso coló su teléfono en la sala de partos!

¡Era mejor que perderlo todo! Así que Brooks se sentó en el piso apoyado en la pared, para ver nacer a su hija desde su teléfono celular. 

Tracy Dover estaba en el aeropuerto cuando Brooks estaba allí y lo vio participar en el nacimiento de su hija a través de FaceTime.

Los rumores se extendieron por todo el aeropuerto y, finalmente, todo el mundo sabía lo que estaba pasando con el soldado desanimado que se desplomó contra la pared.

Pero no pasó mucho tiempo antes de que los espíritus de Brooks se levantaran.

Todo lo que se necesitaba era que Haley pujara y el sonido de los primeros gritos de su dulce niña para que este soldado rompiera en llanto. La foto de Tracy se ha vuelto viral.

“Este soldado del ejército estaba en mi vuelo retrasado. Tuvo que ver el nacimiento de su hija en FaceTime. Él lloraba y nuestros corazones se rompían. Todos le dimos espacio. Cuando oímos llorar al bebé, todos nos alegramos por él. Quería compartir esto porque nunca quiero que nos olvidemos de nuestros soldados que nos sirven todos los días y de los sacrificios que hacen”.

Haley también compartió un video de su esposo viendo el nacimiento. Todo el mundo puede ver lo mucho que significó para él estar allí para el parto, aunque fuera por FaceTime.

De hecho, cuando las autoridades del aeropuerto presionaron a Brooks para que subiera a bordo, el médico de Millie gritó por el teléfono: “¡No dejen que suba al avión! ¡Ella está aquí! Ella está aquí!”.

El personal se congeló en el momento en que escucharon gritos que decían que no lo dejaran abordar el vuelo.

El personal del aeropuerto entendió la importancia de ese momento y detuvo todo para que pudiera ver nacer a su hija.

Posteriormente Brooks abordó el avión y voló a casa dirigiéndose directamente al hospital.

Corrió a la habitación de Haley, le dio un beso a su esposa y cargó a su hija recién nacida.

Mira el video y comparte esta increíble historia con tu familia y amigos.

videoPlayerId=8ab7753d3

Ad will display in 09 seconds

Lo más visto de la semana:

videoPlayerId=d664fc9b1

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Pequenos “gatinhos do deserto” são filmados. Eles são tão lindos!

DESTACADAS Ver más