La paracaidista Brianne Thompson, instructora de la escuela de vuelo Axis Flight School, encendió su paracaídas en pleno vuelo con una pistola de bengalas.

Todo esto lo hizo para enseñarles a sus alumnos una importante lección de seguridad sobre la necesidad de tener un paracaídas de reserva.

Una vez que su primer paracaídas se quema, Thompson abre su segundo paracaídas para continuar su descenso a salvo.

Mira el video a continuación. 

videoPlayerId=1c53b7390

Ad will display in 09 seconds

Fuente: via Outside, Daily of the Day, Neatorama

Share
Categorías: Deportes


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds