Como sabes, en la vida contamos con algunas certezas, por ejemplo, el paso inexorable del tiempo.

Sin embargo, existe una enfermedad que no tiene explicación, el “síndrome X”, y que desafía nuestras nociones de que el envejecimiento es inevitable.

De acuerdo con el científico Richard Walker, hasta el momento, han identificado a cuatro niñas con dicha enfermedad, que se caracteriza por lo que parece ser un estado permanente de infancia, una atrofia drástica del desarrollo.

Algunos científicos sostienen que en esta anomalía posiblemente genética se puede hallar el secreto de la inmortalidad.

Mientras persiguen esta quimera, hay niñas eternas que sufren o mueren en silencio. Por ejemplo, Brooke, quien a los 12 años pesaba solo 6 kilos.

Los resultados de los análisis a los que las sometieron, señalaron que los órganos y tejidos de Brooke se desarrollaban a un ritmo diferente.

Su edad mental, según las pruebas estandarizadas, era de entre uno y ocho meses.

Sus dientes aparentaban una edad de ocho años y sus huesos, de 10.

Había perdido toda su grasa de bebé y su cabello y sus uñas crecían con normalidad, pero no había llegado a la pubertad.

Sin embargo, sus telómeros eran considerablemente más cortos que los de las adolescentes sanas, lo que indicaba que sus células estaban envejeciendo a un ritmo acelerado.

Esto implica que la niña no se hallaba congelada en el tiempo, sino que su desarrollo continúa, aunque de manera desorganizada, según el experto.

La gran pregunta seguía siendo por qué.

En el vídeo que dejamos a tu disposición, podrás conocer a Brooke, la niña eterna, quien falleció a los 20 años de edad mientras los científicos buscaban en su enfermedad la clave para no envejecer ni morir.

videoPlayerId=1827dd2b5

Ad will display in 09 seconds
 

Share
Categorías: Asombroso


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más