El hijo de Samantha y Kevin Jolicoeur, llamado Gideon, es una adorable bebé que padece ceguera y problemas en la visión. El hecho de haber sido diagnósticado con ambos problemas hizo que su familia se prepare adecuadamente y tome las medidas necesarias para el bienestar especial que requiere este hermoso pequeño.

Con el pasar del tiempo, ellos se dieron cuenta que la única manera de detener su llanto era generarle una pequeña vibración con los labios en los cachetes de Gideon.

Para entender mejor, cuando el pequeñito tenía unos 7 meses de edad, le diagnosticaron un trastorno de biogénesis peroxisomal que (entre otras complicaciones), lo que lo ha dejado severamente ciego y sordo.

Los padres de Gideon cuentan, a través de su canal de YouTube, que una vez que supieron que era ciego y sordo, la manera de calmar al bebé tuvo mucho más sentido.

Si ellos nunca hubieran intentado ese pequeño truco cuando era solo un bebé, nunca se hubieran enterado de que algo andaba mal con él, ya que descubrieron esta adorable fórmula antes de enterarse de la condición de su hijo.  

Actualmente tiene 8 años, y sus papás cuentan que todavía le encanta que le hagan eso en sus gordos cachetes. 

Mira el simple truco que empleó papá para calmar a su bebé en el siguiente video:

videoPlayerId=474c5e8b5

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Esta mulher cuida de alguns animais muito especiais em forma e tamanho. Que curioso!

DESTACADAS Ver más