En otras oportunidades hemos hablado del enigmático programa gubernamental conocido como HAARP, el Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia establecido por el gobierno de los Estados Unidos en 1993.

Oficialmente fue creado con el objetivo de analizar la ionosfera relacionado con la tecnología de comunicaciones de radio y vigilancia. Sin embargo, extraoficialmente, muchos consideran que está llevando a cabo un experimento para cambiar el clima.

Situado en una remota zona de Alaska, en una base de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF), inaccesible para el vulgo, sin duda, representa un misterio.

Al parecer, sus centenares de torres de alta tensión crean una red de electricidad justo debajo de las nubes, con el potencial de enviar energía también debajo de la tierra.

Se cree que el HAARP podría radiar 1,7 gigavatios de potencia al cielo. Y son muchos los que consideran que tal potencial podría dañar la atmósfera de la Tierra o cambiarla irreparablemente.

¿Será por su causa que últimamente están ocurriendo tantos fenómenos extraños en todo el mundo?

Recientemente, en la república de Yakutia, situada en el Lejano Oriente ruso y a orillas del océano Ártico, sucedió algo sorprendente: el día, repentinamente, se convirtió en noche.

Así permaneció, en total oscuridad, durante tres horas, para sorpresa y espanto de los habitantes de la zona.

Por el momento, las autoridades moscovitas y meteorólogos rusos no han ofrecido una explicación sobre este fenómeno, que afectó principalmente a los distritos del Ártico en la región de Yakutia. 

Más sorprendente aún es que todos los distritos del Ártico sufrieron una caída repentina de la temperatura en ese momento.

Como puedes imaginar, son muchas las conjeturas que intentan encontrar una explicación plausible para este enigma:

Desde el polvo de un meteorito, hasta una prueba secreta de armas nucleares llevada a cabo por el gobierno ruso. 

Y, por supuesto,  el resultado de un experimento del HAARP.

De acuerdo al testimonio de un habitante local difundido por The Siberian Times:

“No podía ver nada sin encender las luces. Cogimos linternas para poder caminar afuera. Pero en realidad nadie quería estar en la calle porque la sensación era como si hubiera algo pesado en el aire presionando sobre tu pecho”.

Sin duda, vivimos en un tiempo lleno de misterios y señales, como refleja el vídeo que dejamos a tu disposición.

¿O crees que existe una explicación perfectamente lógica para este extraño suceso?

Ya sabes que nos encantaría conocer tu opinión.

 

videoPlayerId=b634dbae4

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Asombroso


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más