Hoy te presentamos un gran misterio que ha circulado en Internet desde el año 2013.

Se trata de esta fotografía, que solo refiere “M. Peterka, 1940” como único dato.

La enigmática foto proviene presuntamente de los Archivos del Castillo de Praga, aunque no consta en ningún archivo bibliográfico.

Si bien se trata de una imagen sorprendente, no es el único libro gigante del que se tiene noticia.

Curiosamente, existe otro libro, El Codex Gigas, que también proviene de la República Checa.

Este antiguo manuscrito medieval en pergamino, creado a principios del  siglo XIII y escrito en latín presuntamente por un monje, fue considerado en su época como la “la octava maravilla del mundo” debido a su impresionante tamaño (92 × 50,5 × 22 cm).

Efectivamente, El Codex Gigas, también llamado Códice del Diabloel es el manuscrito medieval más grande conocido, con un  grosor de 624 páginas y un peso de 75 kilos.

Está iluminado con tintas roja, azul, amarilla, verde y oro, tanto en mayúsculas capitales como en otras páginas, en las que la miniatura puede ocupar la página completa.

Se dice que sus páginas están hechas de pieles de burros, siendo el manuscrito medieval más grande y más misterio de la historia.

Según cuenta la leyenda del Codex, se trata de un texto perturbador surgido de un pacto hecho entre un monje condenado, y el mismísimo diablo.

Según la leyenda, fue escrito por un monje que “violó” su código monástico y fue condenado a ser emparedado sin ninguna posibilidad de escaparse.

Solo había una forma de que el monje pudiese evitar su muerte atroz, y era comprometiéndose a crear un libro hermoso y fascinante para glorificar al monasterio para siempre.

Este libro debía  incluir todo el conocimiento humano.

Se le dio un plazo de  veinticuatro horas para completar la tarea, con la promesa de liberarlo si cumplía con tan imposible misión.

Así fue como el monje estaba realizando el titánico trabajo cuando, alrededor de la medianoche, se dio cuenta de que no podría realizar esta tarea solo, por lo que vendió su alma al diablo a cambio de ayuda.

El diablo terminó el manuscrito y el monje añadió la imagen del diablo en agradecimiento por su colaboración.

Al finalizar su obra, el manuscrito tenía un tamaño de 92 x 50,5 x 22 cm, con un total de 320 páginas, aunque con el paso del tiempo muchas de las páginas han sido arrancadas, debido a que muy probablemente contenían pasajes heréticos.

El monje dedicó la página 290 al diablo.

Lo cierto es que a lo largo de los siglos, el Codex, fue portador de una supuesta maldición que lo llevó a cambiar de “residencia” durante mucho tiempo hasta que cayó en manos de la Casa Real de Suecia.

Actualmente se encuentra en Estocolmo, en excelente estado de conservación.

El texto es tan grande que se necesitan dos bibliotecarios para levantarla. ¿Pero que oculta realmente el Codex Gigas?

Lo sorprendente es que, además de provenir aparentemente del mismo país, el libro que aparece en la misteriosa imagen de Peterka parece ser tan grande como el enigmático Codex Gigas.

videoPlayerId=c8290be8a

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Asombroso


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Exercícios incríveis que podem ser feitos em casa para você que não está na academia de musculação

DESTACADAS Ver más